Maestría en el control persistente de la incomodidad lumbar: estrategias reveladas por profesionales

El dolor crónico en la espalda baja es una causa frecuente de pérdida de funcionalidad y puede resultar desafiante de manejar para los fisioterapeutas. Hablamos de una molestia en la espalda que persiste por más de tres meses y es inespecífica (es decir, sin un origen claramente identificable). Luego de una evaluación minuciosa (¡consulte este blog en Evaluación del dolor lumbar persistente.!), deberíamos tener un entendimiento completo de los factores que afectan el dolor de nuestros pacientes y qué actividades funcionales debemos abordar. Nuestro enfoque de tratamiento se centra en orientar a los pacientes hacia sus actividades deseables mediante experimentos conductuales, educación y el diseño de un programa personalizado en casa. La implementación de este plan debe adaptarse a cada paciente, considerando su presentación, creencias y expectativas. En este blog exploraremos la valiosa experiencia del Dr. Kevin Wernli. Demostración sobre el abordaje del dolor lumbar crónico.

Para vislumbrar cómo el fisioterapeuta experto Dr. Kevin Wenli maneja la incomodidad lumbar persistente, Vea su demostración completa AQUÍ. Con las Demostraciones, puede ser testigo y aprender exactamente cómo los profesionales evaluáin y tratan condiciones específicas, para mejorar rápidamente sus habilidades médicas. Obtenga más información aquí.

Acercamientos al reentrenamiento

Cuando se trata de readaptar cualquier actividad funcional o postura, resulta provechoso emplear varios métodos, como por ejemplo:

  • Destacar comportamientos: aumentar la conciencia de los pacientes sobre sus comportamientos que podrían estar contribuyendo al dolor, como el uso excesivo de soportes en el tronco. La mayoría de estos se identifican en nuestra evaluación inicial; sin embargo, es probable que descubramos más al observar al paciente en la clínica.
  • Experimentos conductuales: modificar movimientos/posturas y luego recibir retroalimentación del paciente sobre cómo estos cambios afectan su dolor.
  • Desglose: dividir los movimientos en rangos más pequeños, posiciones con menor carga espinal y/o posiciones iniciales no dolorosas.
  • Repeticiones: practicar movimientos/posturas menos dolorosos para reforzar la sensación de un movimiento cómodo.
  • Exposición gradual: aumentar progresivamente el rango de movimiento, carga, velocidad y/o variabilidad del movimiento según la tolerancia del paciente.

En este blog, examinaremos intervenciones para actividades funcionales como:

  • Sentarse y estar de pie
  • Inclinarse hacia adelante
  • Levantar objetos

Readaptación para sentarse y estar de pie

Sesión

Para el acto de sentarse, es fundamental crear conciencia en el paciente sobre posibles hábitos perjudiciales que podrían agravar el dolor, como la respiración apical con una excesiva presión en el tronco. Luego procedemos a guiarlos hacia una postura distinta, tal como demuestra el Dr. Wernli en el siguiente vídeo de su demostración:



Es vital recalcar que no solo indicamos a los pacientes cambiar su manera de sentarse. Les ofrecemos una experiencia distinta y les pedimos comparar cómo se siente la postura «nueva» en contraste con su postura habitual. Esta forma experiencial de aprendizaje resulta sumamente efectiva y perdura más que simplemente dar recomendaciones.

Una vez que el paciente ha experimentado una forma menos dolorosa de sentarse, se allana el camino para brindarles educación sobre la postura al sentarse. A menudo, los pacientes enfrentan una disonancia cognitiva, ya que la postura que les proporciona bienestar puede ser diferente a las recomendaciones posturales convencionales que han escuchado. Aquí podemos resaltar que no existe una postura “mejor” universal y que la postura no siempre se correlaciona directamente con el dolor.

Sentarse y levantarse

Similar al proceso con sentarse, volvemos a entrenar la postura de sentarse y de pie al aumentar inicialmente la conciencia del paciente sobre hábitos de movimiento perjudiciales, como tratar de mantener una postura erguida del tronco. Luego los motivamos a moverse de otra manera. Es fundamental que el paciente repita esta acción para reforzar la experiencia de un movimiento cómodo. Muchos de estos pacientes han padecido innumerables episodios dolorosos de sentarse y pararse con su antiguo patrón de movimiento. En un entorno seguro bajo la supervisión del fisioterapeuta, tienen la oportunidad de reescribir esas conexiones neuronales y experimentar la acción de sentarse y pararse con menos dolor.

Readaptación de la flexión hacia adelante

Doblar el cuerpo hacia adelante es un movimiento funcional crucial, aunque frecuentemente doloroso. Para readaptarlo, seguiremos un enfoque similar al de sentarse y levantarse; sin embargo, en muchas ocasiones debemos descomponer este complejo movimiento para luego reconstruirlo. Esto puede llevarse a cabo en una sola sesión o incluso en múltiples sesiones.

Cuando la espalda de un paciente está muy sensible, podemos iniciar el proceso de flexión hacia adelante desde una posición tumbada boca arriba. Progresivamente, los expondremos a movimientos más desafiantes, asegurándonos de que sus niveles de dolor sean manejables y ayudándoles a regular su respuesta nerviosa simpática. Por ejemplo, un punto de partida podría ser tan solo visualizar la acción de inclinarse hacia adelante. Posteriormente, podríamos avanzar a ejercicios como traer las rodillas al pecho, inclinaciones pélvicas posteriores y otros movimientos de flexión lumbar de baja intensidad. Una vez que la sensibilidad del paciente disminuya, podemos avanzar a inclinaciones hacia adelante desde una posición sentada. Al igual que con la posición inicial, exponemos gradualmente al paciente a movimientos más intrincados, vigilando sus niveles de dolor y su capacidad para regular su respuesta simpática. Vea el siguiente vídeo de su Demostración en la cual el Dr. Wernli presenta una progresión desde sentarse hasta inclinarse hacia adelante:



Readaptación al levantamiento

Abordamos los desafíos del caminar y levantar objetos de forma similar: identificamos patrones de movimiento dañinos, les pedimos a los pacientes moverse de manera diferente y luego contrastamos sus sensaciones durante los movimientos. Para acciones como el levantamiento, puede resultar beneficioso introducir cambios como la velocidad y una diversidad de direcciones, con el objetivo de entrenar al cuerpo para las exigencias del levantamiento en situaciones reales. El Dr. Wernli ilustra cómo modificar la técnica de levantamiento y proceder con estas variantes en el fragmento de su Demostración a continuación:



Programa de comienzo y progresión.

Al concluir la sesión, revisitamos los factores específicos de dolor del paciente (por ej., estrés, fatiga) y resaltamos los experimentos conductuales del día. Esto se relaciona con la recomendación de un plan personalizado que incluye:

  1. Un esquema de hábitos: un plan para incorporar nuevas formas de movimiento en las actividades diarias.
  2. Un programa de ejercicios: un horario (generalmente diario) para completar algunos ejercicios relevantes desde el punto funcional.
  3. Un programa educativo: tareas educativas relacionadas con la ciencia del dolor, como videos o lecturas.

Al hablar del programa en casa, necesitamos colaborar con el paciente para ayudarlo a integrar el plan en su rutina diaria. Un enfoque prudente es comenzar de manera gradual e introducir cambios de forma progresiva con el tiempo. Al finalizar, es importante analizar el panorama general de la progresión y alentar a los pacientes a compartir sus metas de actividades futuras. También debemos abordar posibles recaídas. Recordemos a los pacientes que estas situaciones son normales y diseñemos un plan para abordarlas. Al final de la consulta, el paciente debería salir con un plan sólido para vivir una vida más plena, sin verse limitado por el dolor de espalda, en lugar de un simple conjunto de ejercicios de fisioterapia.

Conclusión

El control del dolor persistente en la espalda baja es un proceso dinámico que se enfoca en guiar a los pacientes hacia sus actividades deseables y en un diálogo continuo para mantener su compromiso a lo largo del proceso. Restauramos la capacidad de los pacientes mediante experimentos conductuales, educación y un programa en el hogar que los ayuda desde su situación actual y les ofrece una ruta clara hacia adelante.

Para observar cómo un maestro fisioterapeuta maneja con destreza el dolor crónico en la espalda baja, Revise la demostración completa del Dr. Wernli AQUÍ.

Traducido automáticamente
Publicación Original

¿Quieres recibir semanalmente y gratuitamente todos los contenidos de Fisio One?

Artículos relacionados