Dieta para la sarcoidosis: los 15 mejores y peores alimentos para comer

sarcoidosis es una rara enfermedad inflamatoria crónica caracterizada por el crecimiento de granulomas en los pulmones. Los crecimientos también pueden ocurrir en otras partes del cuerpo, lo que resulta en una amplia gama de síntomas no deseados.

No hay cura para sarcoidosis, pero la enfermedad a menudo se puede controlar con medicamentos y cambios en el estilo de vida. De hecho, un cambio de estilo de vida importante es su dieta.

Algunos alimentos pueden ayudar a reducir la inflamación y aliviar los síntomas de la sarcoidosis, mientras que otros los empeoran. En este artículo, veremos los mejores y los peores alimentos para comer si tiene sarcoidosis.

¿Cuál es la mejor dieta para la sarcoidosis?

Una dieta saludable y bien balanceada es esencial para mejorar su salud en general. Esto es especialmente cierto para las personas con enfermedades crónicas, como la sarcoidosis.

los mejor dieta para la sarcoidosis es uno que es alto en alimentos antiinflamatorios y bajo en alimentos inflamatorios. Esto se debe a que la inflamación crónica contribuye a varios procesos patológicos, incluidos los que afectan a los pulmones.

Los mejores alimentos para la sarcoidosis

Muchos alimentos tienen propiedades antiinflamatorias, lo que puede ayudar a reducir los efectos de la sarcoidosis. Éstos incluyen:

  1. Pez
  2. Aves de corral
  3. manzanas
  4. Frutas cítricas
  5. plátanos
  6. Verduras de hoja verde
  7. Tomates
  8. Pimientos
  9. arándanos
  10. Cúrcuma
  11. Jengibre
  12. Salmón
  13. Semillas de lino
  14. Aguacates
  15. Nueces

Resumen: La mejor dieta para la sarcoidosis incluye frutas y verduras frescas con un alto contenido de propiedades antioxidantes. Las carnes magras, como las aves y el pescado, también son beneficiosas. Además, también puede beneficiarse de comer más grasas saludables y alimentos con alto contenido de magnesio. Además, mantenerse hidratado bebiendo mucha agua también es esencial.

Alimentos a evitar con sarcoidosis


Los peores alimentos para comer para la ilustración de sarcoidosis

Si bien muchos alimentos saludables pueden ayudar a prevenir o aliviar los síntomas de la sarcoidosis, muchos alimentos de la dieta occidental típica tienen efectos inflamatorios que pueden empeorar la afección. Éstos incluyen:

  1. Comida rápida
  2. Granos refinados
  3. Grasas trans
  4. Ácidos grasos omega-6
  5. Alimentos ricos en sulfitos
  6. frutas y verduras secas
  7. Vinagre
  8. frutas y verduras en escabeche
  9. Mariscos
  10. Bebidas alcohólicas
  11. Tabaco
  12. Carnes procesadas
  13. Productos lácteos
  14. carne roja
  15. Cafeína

Resumen: Los alimentos que deben evitarse con sarcoidosis incluyen aquellos con altos niveles de azúcar, sodio, grasas omega-6 y grasas saturadas. Además, también es mejor evitar los alimentos fritos y las carnes procesadas que contienen grasas trans y conservantes. Por último, el alcohol y el tabaco deben evitarse debido a sus efectos inflamatorios.

Ahora echemos un vistazo más de cerca a la sarcoidosis, incluidas sus causas, síntomas, diagnóstico y opciones de tratamiento disponibles.

¿Qué es la sarcoidosis?

sarcoidosis es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a múltiples órganos del cuerpo, pero más comúnmente a los pulmones. Es un trastorno autoinmune en el que el sistema inmunitario del cuerpo reacciona de forma exagerada a una sustancia extraña.

Esta reacción exagerada conduce a la formación de granulomas, que son pequeños grupos que pueden desarrollarse en los pulmones y causar dificultad para respirar. Estos crecimientos también pueden ocurrir en otros órganos, como el hígado, el bazo y la piel.

Causas

La sarcoidosis ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo reacciona de forma exagerada y comienza a atacar sus propias células y tejidos. Se desconoce la causa exacta de esto.

Sin embargo, se cree que la sarcoidosis puede desencadenarse por una infección, alergias o exposición a ciertos químicos o sustancias. Algunos investigadores creen que es causado por una combinación de factores genéticos y ambientales.


sarcoidosis signos y síntomas ilustración

Signos y síntomas

Los síntomas de la sarcoidosis varían según los órganos afectados. Sin embargo, en general, los síntomas más comunes incluyen:

  • tos
  • Dificultad para respirar
  • Erupciones en la piel
  • sibilancias
  • Dolor de pecho
  • Fatiga
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Pérdida de peso
  • Dolor o hinchazón en las articulaciones
  • ojos rojos
  • Dolor de cabeza
  • Ritmo cardíaco anormal

Cada persona experimenta los síntomas de manera diferente. Algunas personas tienen síntomas leves que desaparecen por sí solos, mientras que otras pueden tener síntomas más graves que requieren tratamiento.

Diagnóstico

La sarcoidosis puede ser difícil de diagnosticar porque sus síntomas son similares a los de otras enfermedades. A diagnóstico generalmente se hace en base a una combinación de los síntomas de una persona, el examen físico y los resultados de las pruebas.

Algunas de las pruebas más comunes que se usan para diagnosticar la sarcoidosis incluyen:

  • Radiografía de pecho
  • Tomografía computarizada (TC)
  • broncoscopia
  • Biopsia de pulmón
  • Pruebas de función pulmonar (PFT)
  • Auscultación
  • Evaluación de la piel
  • Evaluación de ganglios linfáticos
  • Análisis de sangre y orina
  • Electrocardiograma (ECG)
  • Examen de la vista
  • Tomografía por emisión de positrones (PET)
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM)

Tratamiento

No hay cura para la sarcoidosis. Sin embargo, tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas y evitar que la enfermedad empeore. Algunos de los métodos de tratamiento más comunes incluyen:

  • Corticosteroides: Estos son medicamentos antiinflamatorios que pueden ayudar a reducir la hinchazón y la inflamación.
  • Inmunosupresores: Estos medicamentos pueden ayudar a suprimir el sistema inmunitario y evitar que ataque células y tejidos sanos.
  • Cirugía: En algunos casos, puede ser necesaria una cirugía para extirpar los órganos o tejidos afectados.
  • Hidroxicloroquina: Este medicamento ayuda a tratar las lesiones de la piel y también puede mejorar la función pulmonar.
  • Inhibidores del factor de necrosis tumoral alfa (TNF-alfa): Estos medicamentos son conocidos por tratar la artritis reumatoide, pero también pueden ser efectivos para tratar la sarcoidosis que no ha respondido a otros tratamientos.
  • Seguimiento estrecho: Incluso si un paciente no está recibiendo tratamiento, es importante monitorear de cerca su condición para asegurarse de que no progrese.
  • Cambios en el estilo de vida: Además del tratamiento médico, también existen cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a controlar los síntomas de la sarcoidosis. Estos incluyen: Dejar de fumar.

Cambios en el estilo de vida para la sarcoidosis

También hay una serie de cambios en el estilo de vida que puede hacer para ayudar a controlar los síntomas de la sarcoidosis. Algunos ejemplos incluyen:

  • Dejar de fumar: Fumar es un factor de riesgo importante para la sarcoidosis y puede empeorar la enfermedad. Si fuma, dejar de fumar es una de las mejores cosas que puede hacer por su salud.
  • Evite la exposición a irritantes ambientales y ocupacionales: Si está expuesto a cosas que pueden desencadenar sus síntomas, es importante que las evite. Esto incluye cosas como el polvo, la contaminación y ciertos productos químicos.
  • Descanse lo suficiente: La fatiga es un síntoma común de la sarcoidosis. Descansar lo suficiente puede ayudarlo a controlar este síntoma.
  • Coma una dieta saludable: Comer una dieta saludable puede ayudar a estimular su sistema inmunológico y darle la energía que necesita para hacer frente a la sarcoidosis. Esto incluye comer lo mejor y evitar los peores alimentos mencionados en este artículo.
  • Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio puede ayudar a mejorar la función pulmonar y reducir la fatiga.
  • Manejar el estrés: El estrés puede empeorar los síntomas de la sarcoidosis. Aprender a manejar el estrés puede ayudarlo a sentirse mejor y a sobrellevar la enfermedad.

Preguntas más frecuentes

¿Pueden las hierbas ayudar a la sarcoidosis?

No existe una cura para la sarcoidosis, pero existen tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas. Algunas personas también encuentran que las hierbas pueden ayudar a controlar la enfermedad.

Por ejemplo, cúrcuma es una hierba antiinflamatoria que puede ayudar a reducir la hinchazón y la inflamación. Otras hierbas que pueden ser útiles son el jengibre, la uña de gato y la raíz de regaliz.

¿Quién se ve afectado por la sarcoidosis?

Si bien la sarcoidosis puede afectar a personas de todas las edades, se diagnostica con mayor frecuencia en adultos de entre 20 y 40 años.

Esta condición es rara en los niños y es más común en mujeres que en hombres. Además, los afroamericanos también corren un mayor riesgo de desarrollar sarcoidosis.

¿Qué prueba diagnóstica solicitaría el médico de atención primaria para confirmar la sarcoidosis?

Una radiografía de tórax es a menudo la primera prueba ordenada por un proveedor de atención médica primaria para detectar sarcoidosis. Sin embargo, también se pueden solicitar otras pruebas, como una tomografía computarizada (TC), una broncoscopia y una biopsia pulmonar, para confirmar el diagnóstico.

¿Cuánto tiempo puede vivir alguien con sarcoidosis?

los pronóstico para la sarcoidosis es generalmente bueno. La mayoría de las personas con la afección no experimentarán ningún efecto a largo plazo. De hecho, muchas personas verán cómo sus síntomas mejoran con el tiempo sin…

Truncado en 8000 caracteresTraducido automáticamente
Publicación Original

¿Quieres recibir semanalmente y gratuitamente todos los contenidos de Fisio One?

Artículos relacionados

Síntomas respiratorios y desenlaces en fumadores de cigarros: descubrimientos de las etapas 2 a 5 del estudio Evaluación de la Población del Tabaco y Salud (PATH) (2014-2019)

Síntomas respiratorios y desenlaces en fumadores de cigarros: descubrimientos de las etapas 2 a 5 del estudio Evaluación de la Población del Tabaco y Salud (PATH) (2014-2019)

ResumenContextoLos mecanismos que llevan al aumento del riesgo de padecer enfermedades respiratorias por fumar cigarros han sido investigados. A pesar de ello, se conoce menos sobre los riesgos de síntomas respiratorios y desenlaces vinculados al tabaquismo en...