El ejercicio produce disminución del dolor por multitud de mecanismos, pero… ¿quiénes y por qué no responden?

Sabemos que el ejercicio produce disminución del dolor por multitud de mecanismos (en conjunto, denominado “hipoalgesia inducida por el ejercicio”. Sí, lo sé. Soy muy pesado con esto😅). Sin embargo, algunos sujetos no muestran los beneficios de la práctica de ejercicio… ¿Quienes y por qué?

✅ Pacientes crónicos: una de las características fundamentales de estos pacientes es que los mecanismos de regulación del dolor (incluido la HIE, por supuesto) no funcionan adecuadamente. Ya vimos en el post anterior que este mecanismos se podía reestablecer gracias a la práctica continuada (“Hipoalgesia Inducida por el Entrenamiento”).

✅ Sedentarios: los sujetos sedentarios tampoco muestran dicha respuesta cuando comienzan a realizar ejercicio. Esto es debido, según Lieberman, a que NO evolucionamos para ser físicamente inactivos, por lo que el cerebro no activa los mecanismos de recompensa cuando se expone por primera vez a esta “novedad” (hacer ejercicio). Se requiere, por tanto, un tiempo de exposición y habituación para crear circuitos de recompensa asociados al ejercicio.

✅ Atletas de élite: la prevalencia de dolor crónico entre deportista está por encima del 30% (mayor, incluso, que la de la población general) ¿Qué ocurre? Pues que, como en todos los sistemas (tanto complejos como lineales), si abusamos de su uso, acabamos por “romperlo”. Esto es algo similar a lo que le ocurre a los pacientes que abusan de terapia manual: forzar la activación de mecanismos naturales (y automáticos) de forma continuada acaba por producir alteraciones en su funcionamiento, volviéndolo disfuncionales.

¿Quien se beneficiará, entonces, de la HIE? 🧐

Pues aquellos sujetos que están sanos y son fisicamente activos, mantienen una actividad física normal o realizan ejercicio dentro de unos parámetros “normales” (los deportistas que muestran problemas, son aquellos que entrenan muchas horas diarias sin descanso).

¿Cual es la dosis óptima, entonces?

En el próximo post hablaremos de las recomendaciones generales en cuanto a dosificación del ejercicio. Dale amor a este post y te lo cuento🤗

A photo posted by ÁLVARO RODRÍGUEZ (@ajrodom) on

Publicación Original

¿Quieres recibir semanalmente y gratuitamente todos los contenidos de Fisio One?

Artículos relacionados