Reedificación del injerto central frontal del músculo cuádriceps en pacientes aún en fase de crecimiento: evaluación clínica 3 años después según informes de los pacientes

Abstract

Contexto:

La frecuencia de rotura del injerto central frontal (ICF) en pacientes activos y aún en fase de crecimiento está en aumento. Aunque previamente se consideraba que la intervención con el autoinjerto de músculo isquiotibial (AMT) era el método más eficaz, estudios recientes han demostrado que el AMT presenta una alta tasa de fracaso en este grupo de alto riesgo de jóvenes atletas competitivos, y la intervención con autoinjerto del músculo cuádriceps (ICQ) ha presentado resultados iniciales sobresalientes en algunos estudios con esta población.

Objetivo:

Evaluar los resultados clínicos funcionales y según los reportes de los pacientes a 3 años después de la reconstrucción primaria del ICF (RPI) con ICQ de tejidos blandos en pacientes aún en fase de crecimiento.

Diseño del estudio:

Serie de casos; Nivel de evidencia 4.

Métodos:

Se incluyeron pacientes aún en fase de crecimiento que fueron sometidos a RPI con un ICQ de espesor total. Se recolectaron datos preoperatorios y quirúrgicos de los pacientes. La técnica de RPI fue seleccionada basándose en la edad de crecimiento e incluyó técnicas totalmente epifisarias y completas transfisarias. Los pacientes fueron seguidos durante al menos 2 años con visitas clínicas sucesivas o contactados por teléfono. Se excluyeron los pacientes que no tuvieron un seguimiento mínimo de 2 años después de 3 intentos de contacto telefónico. Se recopiló información sobre el regreso a la actividad deportiva (RAD) y los procedimientos quirúrgicos concomitantes o posteriores. Se recopilaron las puntuaciones del Comité Internacional de Documentación de Rodilla Pediátrica (Pedi-IKDC), la Escala Breve de Actividad Funcional del Hospital de Cirugía Especial (HSS Pedi-FABS) y la Evaluación de Efectividad Numérica Única (SANE).

Resultados:

De 85 pacientes adolescentes entre 11,1 y 17,6 años (promedio de edad, 14,1 ± 1,2 años), se identificó que 2 pacientes se perdieron del seguimiento después de 3 intentos fallidos de contacto. De los pacientes analizados en este estudio (N = 83), 26 pacientes (31%) se sometieron a una RPI totalmente epifisaria y 57 pacientes (69%) a una RPI transfisaria completa. Además, 48 pacientes (58%) recibieron una tenodesis lateral extraarticular concomitante utilizando la banda iliotibial con una técnica modificada de Lemaire. El tiempo promedio de seguimiento fue de 3,7 ± 1,2 años (rango, 2-7 años). Veinte pacientes (24%) requirieron procedimientos quirúrgicos posteriores, de los cuales 3 (4%) se debieron a fallos del injerto. Después de un promedio de seguimiento de 3 años, las puntuaciones medias de Pedi-IKDC, HSS Pedi-FABS y SANE fueron de 90, 23 y 94 respectivamente; la tasa de RAD fue del 100%; y la tasa de RAD en el nivel de rendimiento previo fue del 93%.

Conclusión:

El uso de un ICQ de tejido blando para RPI en una población de jóvenes atletas aún en fase de crecimiento de alto riesgo ha conducido a excelentes resultados posoperatorios con bajas tasas de fallo del injerto y altas tasas de retorno al deporte.

Términos Clave:

injerto central frontal; rodilla; pediátrico; Autoinjerto de músculo cuádriceps.

Traducido automáticamente
Publicación Original

¿Quieres recibir semanalmente y gratuitamente todos los contenidos de Fisio One?

Artículos relacionados