Predicción del riesgo de anormalidad en la radiografía de tórax 12 semanas después de la hospitalización con SARS CoV-2 PCR confirmado COVID-19

Resumen

Fondo

Se recomienda el seguimiento de rutina de los pacientes hospitalizados con COVID-19, sin embargo, debido a la gran cantidad de infecciones en curso, esto no está exento de importantes recursos de salud y carga económica. En un estudio anterior, investigamos la prevalencia y los factores de riesgo de las anomalías persistentes en la radiografía de tórax (CXR) después de la hospitalización con COVID-19 e identificamos una puntuación compuesta de 5 puntos que predijo fuertemente el riesgo de anomalía persistente en la CXR a las 12 semanas. Aquí buscamos validar y refinar nuestros hallazgos en una cohorte independiente de pacientes.

Metodología

Un estudio prospectivo de un solo centro de pacientes consecutivos que asistieron a una clínica de COVID-19 virtual posterior a la hospitalización y a la CXR como parte de su atención clínica estándar entre el 2 de marzo y el 22 de junio de 2021. El médico evaluador calificó las CXR de pacientes hospitalizados y de seguimiento según su alcance de infiltrados pulmonares (0-4 en cada pulmón) con resolución completa definida como una puntuación de seguimiento de cero.

Resultados

Se identificaron 182 pacientes consecutivos, de los cuales el 31 % presentaba anomalías persistentes en la CXR a las 12 semanas. Los pacientes con anomalías persistentes en la CXR eran significativamente mayores (p < 0,001), tenían una estancia hospitalaria más prolongada (p = 0,005) y tenían una mayor incidencia de ingresos en centros de nivel 2 o 3 (nivel de atención 2/3) (p = 0,003) y antecedentes de haber fumado alguna vez (p = 0,038). Probando nuestra puntuación compuesta en la presente cohorte, encontramos que predecía una anormalidad persistente en la CXR con una precisión razonable (área bajo la curva receptor-operador [AUROC 0.64]). Refinando este puntaje reemplazando obesidad con Edad ≥ 50 años, identificamos el Puntuación SHADE-750 (1 punto cada uno para; Historial de tabaquismo, Atención de nivel superior (ingreso de nivel 2/3), Edad ≥ 50 años, Duración del ingreso ≥ 15 días y Enzima-lactato deshidrogenasa (LDH ≥ 750U/L), que predijo con precisión el riesgo de anormalidad persistente de CXR, tanto en la presente cohorte (AUROC 0.73) como cuando se aplicó retrospectivamente a nuestra primera cohorte (AUROC 0.79).Aplicado a ambas cohortes combinadas (n = 213) nuevamente tuvo un desempeño sólido (AUROC 0.75) con todos los pacientes con una puntuación de cero (n = 18) con resolución completa de CXR a las 12 semanas.

Conclusiones

En dos cohortes independientes de pacientes hospitalizados con COVID-19, identificamos una puntuación de 5 puntos que predice con precisión a los pacientes con riesgo de anomalía persistente en la CXR a las 12 semanas. Esta herramienta podría ser utilizada por los médicos para identificar pacientes en los que puede no ser necesario un seguimiento radiológico.

Fondo

A pesar de los nuevos tratamientos y vacunas de COVID-19, la pandemia de COVID-19 continúa con altos niveles de infección y ahora la comunidad científica aprecia que la pandemia de COVID-19 terminará con el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus – 2 (SARS CoV- 2) el virus se vuelve endémico [1]. Se han publicado pautas nacionales e internacionales que describen estrategias de seguimiento para pacientes hospitalizados con COVID-19 [2, 3]. La guía actual de la British Thoracic Society (BTS) recomienda una radiografía de tórax (CXR) de seguimiento a las 12 semanas para todos los pacientes hospitalizados con neumonía por COVID-19[[3]para monitorear posibles secuelas a largo plazo, como la fibrosis posterior a COVID [4]. Desde la implementación de estas pautas, los estudios han identificado anomalías persistentes en la radiografía de tórax en 13 a 38 % de los sobrevivientes de COVID-19 en un seguimiento de 2 a 3 meses. [5,6,7].

Como consecuencia de la alta tasa de infección actual, el seguimiento de los pacientes hospitalizados con COVID-19 tiene una carga sanitaria y económica importante y continua [8, 9]. Por lo tanto, existe la necesidad clínica de desarrollar herramientas de pronóstico que ayuden a clasificar a los pacientes en aquellos que requieren un seguimiento de rutina y aquellos en los que puede no ser necesario.

En un artículo anterior, [7] describimos los resultados de un estudio prospectivo de pacientes hospitalizados durante la primera ola de la pandemia de COVID-19 en el Reino Unido (marzo-junio de 2020) que asistieron a un seguimiento virtual. En este artículo, el 32 % de los pacientes tenían anomalías persistentes en la radiografía de tórax a las 12 semanas y utilizando un modelo compuesto de cinco puntos (1 punto cada uno para; duración de la estancia hospitalaria ≥ 15 días, ingreso en un centro de atención de nivel 2 o 3, ingreso con lactato deshidrogenasa[LDH]≥ 750 U/L, obesidad y haber fumado alguna vez) predijeron fuertemente pacientes con riesgo de anormalidad persistente (área bajo la curva característica operativa del receptor [AUROC] 0,81).

En este estudio buscamos validar y refinar la puntuación de riesgo en una segunda cohorte de pacientes reclutados de forma independiente. Con el objetivo de probar con qué precisión podría identificar a un grupo de pacientes que no requieren un seguimiento de rutina de CXR después de la hospitalización con infección por SARS CoV-2.

Métodos

Este fue un estudio de cohorte prospectivo en un solo centro médico académico, University Hospital Southampton NHS Foundation Trust (UHSFT). La presente cohorte comprendió pacientes consecutivos hospitalizados con infección por SARS CoV-2 sintomática confirmada por PCR que asistieron a una clínica de seguimiento virtual de 12 semanas y CXR como parte de su atención clínica estándar entre el 2 de marzo y el 22 de junio de 2021. Se obtuvo la aprobación ética de la South-Central Hampshire A Research Ethics Committee (referencia REC (20/SC/0138) como parte del estudio REACT (REal-time Analytics for Clinical Trials observacional study of COVID-19). Se renunció al consentimiento informado debido al diseño del estudio.

La metodología general para el estudio es la descrita anteriormente. [7]. Brevemente, el médico evaluador calificó las CXR de referencia y de seguimiento de 12 semanas para infiltrados pulmonares relacionados con COVID-19 en la cita de seguimiento virtual de 0 a 4 para cada pulmón (0 = cero, 1 = <25%, 2 = 25–50%, 3 = 51–75%, 4 = > 75%) [10]. Las radiografías de tórax de referencia se definieron como la última radiografía antes del alta del paciente (o la radiografía de admisión si solo se realizó una radiografía). Esta fue una película posteroanterior (PA) o anteroposterior (AP) como se realizó durante el estándar de atención. Las películas de seguimiento de pacientes ambulatorios fueron todas radiografías de tórax PA departamentales.

El nivel de atención 2 se definió como pacientes que requerían soporte de un solo órgano excluyendo ventilación mecánica (Unidad de alta dependencia) y el nivel de atención 3 aquellos que requerían ventilación mecánica sola o soporte de dos o más órganos (Unidad de cuidados intensivos).

Se tomaron muestras de LDH de referencia y de seguimiento de 12 semanas como parte de la atención clínica estándar de rutina y se analizaron en UHSFT. Aquí, los datos continuos se presentan como la mediana y el rango intercuartílico (RIC) con comparaciones entre los datos realizadas mediante la prueba U de Mann Whitney y la prueba de Chi-cuadrado (χ2), según corresponda. La asociación entre variables continuas se evaluó mediante el coeficiente de correlación de Spearman (r). La discriminación del modelo se presenta utilizando el área bajo la curva característica operativa del receptor (AUROC). Primero probamos el rendimiento de nuestra puntuación compuesta de 5 puntos publicada anteriormente. Luego, esta puntuación se revisó y volvió a probar con el objetivo de aumentar su rendimiento en función de los factores de riesgo asociados identificados en el presente estudio. Se consideraron significativos los valores de p < 0,05. El análisis estadístico se realizó utilizando IBM®-SPSS® (versión 26).

Resultados

Se identificaron ciento ochenta y dos (n = 182) pacientes consecutivos, de los cuales el 54% eran hombres. La mediana (RIQ) de estancia hospitalaria fue de 9 días [8,9,10,11,12,13] y la mediana del intervalo de seguimiento de CXR fue de 80 días (74–96) (Tabla 1). En comparación con nuestro estudio anterior, los pacientes del presente estudio tenían una edad no significativa (mediana de 58 años frente a 54 años p = 0,07), tenían una mayor incidencia de obesidad (40 % frente a 28 % p = 0,03) y una menor incidencia de obesidad. de hipertensión (23% vs 35% p = 0,03). Además, una menor proporción de pacientes tuvo un ingreso en un centro de atención de nivel 2/3 (31 % frente a 49 % p < 0,01), lo que refleja el enriquecimiento de nuestra cohorte de estudio anterior para pacientes que requieren atención de mayor nivel (Tabla Suplementaria 1).

Tabla 1 Características basales de la presente cohorte de estudio (n = 182). Comparando esos con…
Truncado en 8000 caracteresTraducido automáticamente
Publicación Original

¿Quieres recibir semanalmente y gratuitamente todos los contenidos de Fisio One?

Artículos relacionados