Hemangiomas vertebrales: una revisión sobre diagnóstico y manejo

Resumen

Antecedentes:

Los hemangiomas vertebrales (VH) son los tumores benignos más comunes de la columna vertebral y a menudo se encuentran de manera incidental durante las imágenes de rutina de la columna.

Métodos:

Se realizó una revisión retrospectiva de los registros hospitalarios de pacientes hospitalizados y ambulatorios de nuestra institución para el diagnóstico de HV desde enero de 2005 hasta septiembre de 2023. Los filtros de búsqueda incluyeron «hemangioma vertebral», «dolor de espalda», «debilidad», «radiculopatía» y » déficits neurológicos focales.» La evaluación radiográfica de estos pacientes incluyó radiografías simples, tomografía computarizada y resonancia magnética. Tras la confirmación de un diagnóstico de VH, estas imágenes se utilizaron para generar las figuras utilizadas en este manuscrito. Además, se realizó una búsqueda bibliográfica exhaustiva utilizando PubMed para la parte de revisión de la literatura del manuscrito.

Resultado:

Las VH son proliferaciones vasculares benignas que provocan la remodelación de las trabéculas óseas en el cuerpo vertebral de la columna vertebral. Las trabéculas horizontales se deterioran y provocan un engrosamiento de las trabéculas verticales, lo que provoca una apariencia estriada en la resonancia magnética sagital (MRI) y la tomografía computarizada (CT), «signo de la pana», y una apariencia puntuada en la imagen axial, «signo de los lunares». Estos hallazgos se observan en los «hemangiomas vertebrales típicos» debido a una baja proporción vascular-grasa de la lesión. Por el contrario, los hemangiomas vertebrales atípicos pueden presentar o no los signos de «pana» o «lunares» debido a una menor cantidad de grasa y un mayor componente vascular. Los hemangiomas vertebrales atípicos a menudo imitan otras patologías neoplásicas, lo que dificulta el diagnóstico. Aunque la mayoría de los VH son asintomáticos, los hemangiomas vertebrales agresivos pueden presentar secuelas neurológicas como mielopatía y radiculopatía debido a la compresión de la raíz nerviosa y/o de la médula espinal. Los hemangiomas vertebrales asintomáticos no requieren tratamiento y existen muchas opciones de tratamiento para los hemangiomas vertebrales que causan dolor, radiculopatía y/o mielopatía. La cirugía (corpectomía, laminectomía), las técnicas percutáneas (vertebroplastia, escleroterapia, embolización) y la radioterapia se pueden utilizar en combinación o de forma aislada, según corresponda. Las opciones de tratamiento específicas dependen del tamaño/ubicación de la lesión y del grado de compresión del elemento neural. No existe consenso sobre el plan de tratamiento óptimo para pacientes con hemangioma vertebral sintomático, aunque se han propuesto algoritmos de manejo.

Conclusión:

Si bien el diagnóstico típico de hemangioma vertebral es relativamente sencillo, el diagnóstico diferencial es amplio para lesiones atípicas y agresivas. Existe un debate en curso sobre cuál es el mejor enfoque para tratar los casos sintomáticos; sin embargo, la resección quirúrgica a menudo se considera el tratamiento de primera línea para pacientes con déficit neurológico.

Palabras clave:

Fusión; Laminectomía; Radioterapia; Escleroterapia; Hemangioma vertebral; Vertebroplastia.

Traducido automáticamente
Publicación Original

¿Quieres recibir semanalmente y gratuitamente todos los contenidos de Fisio One?

Artículos relacionados