Cambio positivo en el control del asma mediante la educación terapéutica del paciente en asma grave no controlada: un estudio prospectivo de un año

Resumen

Antecedentes

El asma grave es difícil de controlar. La educación terapéutica del paciente les permite comprender mejor su enfermedad y hacer frente al tratamiento, pero el efecto de la educación terapéutica del paciente en el asma grave no controlada no está claro. Evaluamos si la educación terapéutica del paciente es eficaz para mejorar el control del asma y disminuir la frecuencia de las exacerbaciones en el asma grave no controlada.

Métodos

Este fue un estudio prospectivo, observacional y autocontrolado que inscribió a 40 sujetos con asma grave no controlada. Los pacientes fueron vistos en una clínica cuatro veces (el día 1 y después de 3, 6 y 12 meses). Después de la recopilación de datos de referencia, los sujetos completaron un programa de educación terapéutica para el paciente y también fueron seguidos por teléfono después de 1, 2, 4, 5, 7, 8, 9, 10 y 11 meses para controlar la adherencia a la medicación para el asma y recopilar datos sobre el asma. información relacionada.

Resultados

En el período de estudio de 1 año, se registraron un total de 23 exacerbaciones en 14 pacientes, siete de los cuales requirieron tratamiento de emergencia y dos de los cuales fueron hospitalizados. Doce meses después del programa estandarizado de educación terapéutica del paciente, la función pulmonar y los niveles fraccionales de óxido nítrico exhalado mejoraron significativamente en los 40 pacientes. Además, las puntuaciones de tres cuestionarios e índices de asma estandarizados sugirieron una mejor calidad de vida en estos pacientes con asma grave no controlada. Los niveles séricos de biomarcadores que reflejan las respuestas inmunitarias del asma no cambiaron entre el inicio y el punto temporal de seguimiento de 1 año.

Conclusiones

La educación terapéutica del paciente es eficaz para mejorar el control del asma y disminuir las exacerbaciones en pacientes con asma grave no controlada.

Antecedentes

El asma es un problema mundial que actualmente afecta a unos 358 millones de personas [1]. Durante la última década, los objetivos del control del asma se han modificado para centrarse en lograr y mantener un buen control del asma y reducir los riesgos futuros, como la disminución de la función pulmonar, las exacerbaciones del asma, las hospitalizaciones, los efectos adversos del tratamiento y la muerte. [2]. A pesar de la difusión generalizada de las pautas para el manejo del asma, muchos pacientes tienen la enfermedad controlada de manera inadecuada y experimentan frecuentes exacerbaciones del asma. [3, 4]. Los pacientes que experimentan síntomas y ataques de asma graves, incluso con dosis altas de corticosteroides inhalados más otro medicamento de control y/o corticosteroides sistémicos, se definen como pacientes con asma grave no controlada. [3, 5]. Entre el 2,3 y el 3,6 % de los pacientes con asma persistente tienen asma grave no controlada [6]pero esta minoría representa un uso y costos de recursos de atención médica relacionados con el asma sustancialmente mayores que la mayoría [7].

Las estrategias de tratamiento del asma grave no controlada se han centrado en el uso de fármacos antiinflamatorios y broncodilatadores [3]. A pesar de las múltiples opciones de tratamiento, la terapia para el asma grave no controlada sigue siendo un desafío. El control del asma se ve afectado por múltiples factores, que también requieren medidas de prevención para disminuir las conductas negativas y los factores agravantes [8, 9]. Estudios previos proporcionan evidencia de la eficacia y eficiencia de la educación del paciente y el autocontrol del asma [10, 11]; educación terapéutica del paciente, que ayuda a los pacientes a adquirir o mantener las habilidades que necesitan para autocontrolar una enfermedad crónica [12]ha sido bien estudiado en el control del asma en niños [13]. Sin embargo, se desconoce si la educación terapéutica del paciente es eficaz para mejorar el control del asma en los casos de asma grave no controlada. El objetivo de este estudio fue investigar el efecto de la educación terapéutica del paciente sobre el control del asma, las exacerbaciones, la función pulmonar, la calidad de vida y los biomarcadores séricos en pacientes con asma grave no controlada.

Métodos

Diseño del estudio

Realizamos un estudio prospectivo de un solo centro en el Departamento de Alergia e Inmunología Clínica, el Primer Hospital Afiliado de la Universidad Médica de Guangzhou (Guangzhou, China). Todos los pacientes dieron su consentimiento informado por escrito y el estudio fue aprobado por el Registro de Ensayos Clínicos de China (ChiCTR-TRC-12,002,527). Se incluyeron en el estudio un total de 40 sujetos con asma grave no controlada, para ser vistos en la clínica cuatro veces durante 12 meses. En la visita 1 (día 1), se evaluó a los sujetos y se recopilaron los datos iniciales, incluidas las características demográficas, el historial médico, los niveles de biomarcadores séricos, la evaluación específica del asma, el uso de atención médica relacionada con el asma y un cuestionario de evaluación del asma. Después de la recopilación de datos de referencia, los sujetos completaron la educación terapéutica del paciente. Todos los sujetos debían asistir a tres visitas de seguimiento a los 3 (visita 2), 6 (visita 3) y 12 (visita 4) meses. Todos los sujetos también fueron contactados por teléfono después de 1, 2, 4, 5, 7, 8, 9, 10 y 11 meses para controlar la adherencia a la medicación para el asma y recopilar información relacionada con el asma. Mesa 1 detalla el diseño del estudio.

Cuadro 1 Calendario de evaluaciones

Pacientes

Los pacientes con asma grave no controlada se definieron como sujetos cuyo asma no estaba controlada de forma adecuada, según lo evaluado por la puntuación de ≥ 1,5 del Cuestionario de control del asma de cinco ítems (ACQ-5) con uno o más síntomas de asma no controlados de acuerdo con las directrices de la Iniciativa Global para el Asma ( despertar nocturno ≥ 1 vez/semana, síntomas > 2 días/semana, uso de agonistas beta de acción corta > 2 días/semana, o interferencia con las actividades diarias) a pesar del uso diario de corticosteroides inhalados correspondientes a 500-2000 µg/día de fluticasona inhalador de polvo seco de propionato o el equivalente y un segundo medicamento elegible para el control del asma [2].

Los sujetos debían cumplir con los siguientes criterios para ingresar al estudio:

  1. 1.

    De 18 a 75 años de edad y con diagnóstico de asma desde hace al menos 1 año.

  2. 2.

    Volumen espiratorio forzado previo al broncodilatador en 1 s (FEV1) del 40 al 80 % del valor previsto en la visita 1.

  3. 3.

    Respuesta broncodilatadora ≥ 12 % FEV11 mejoría en respuesta a 400 µg de un agonista beta de acción corta inhalado en la visita 1.

  4. 4.

    Usar un segundo medicamento de control elegible (agonista beta 2 de acción prolongada, antagonista muscarínico de acción prolongada, antagonista del receptor de leucotrienos o teofilina) dentro del rango de dosificación prescrito durante ≥ 6 meses antes de la visita 1 sin cambios anticipados a lo largo del estudio.

Los sujetos que cumplieron cualquiera de los siguientes criterios antes de la inscripción fueron excluidos del estudio:

  1. 1.

    Recibió terapia de mantenimiento con corticosteroides orales, definida como terapia de mantenimiento con corticosteroides orales diarios o en días alternos dentro de los 3 meses anteriores.

  2. 2.

    Tratado con corticosteroides sistémicos (orales, intravenosos o intramusculares) en las 4 semanas anteriores.

  3. 3.

    Tener antecedentes de fibrosis quística, enfermedad pulmonar obstructiva crónica u otra enfermedad pulmonar clínicamente significativa distinta del asma.

  4. 4.

    Ser fumador actual o exfumador con un historial de tabaquismo de > 10 paquetes-año.

Intervención

Se creó un curso de educación terapéutica para pacientes de cinco elementos para abordar los objetivos de aprendizaje para el control del asma de acuerdo con las recomendaciones de los Estándares nacionales para la educación para el autocontrol del asma y la Estrategia global para el control y la prevención del asma. [2, 14]. Los pacientes participaron en un curso inicial de educación terapéutica individual para pacientes en la visita 1 después de la recopilación de datos de referencia. El curso fue impartido por un equipo formado por una enfermera especialista en asma y un médico asmático con experiencia en la educación terapéutica del paciente. La intervención de educación terapéutica del paciente abordó la fisiopatología del asma, las percepciones de la enfermedad, las habilidades de medicación, las técnicas de autocontrol y las estrategias de control y evitación del entorno (reducción de la exposición). Todos los sujetos debían repetir el curso de educación terapéutica del paciente en persona en las siguientes tres visitas a la clínica (después de 3, 6 y 12 meses). Se puede obtener información detallada sobre el curso de educación terapéutica del paciente escaneando el enlace de la cuenta pública de WeChat en el material suplementario.

atopia

Todos los sujetos se sometieron a una prueba de alergia por punción epicutánea para 11 extractos de alérgenos (ALK-Abelló, Hørsholm, Dinamarca) en la superficie volar del antebrazo.

Medidas de resultado

control del asma

El resultado primario del control del asma se midió mediante el ACQ-5, el Cuestionario estandarizado de calidad de vida en el asma (AQLQ(S)) y el Índice de utilidad de los síntomas del asma (ASUI) [15,16,17]. Estos breves instrumentos de detección se han desarrollado para su uso en la práctica clínica diaria, para identificar a los pacientes con control deficiente del asma sin medir la función pulmonar. Para este estudio, una exacerbación del asma se definió como síntomas de asma nuevos o aumentados (que incluyen sibilancias, tos, disnea, opresión en el pecho y despertares nocturnos debido a estos síntomas) que llevaron al tratamiento con corticosteroides sistémicos o a la hospitalización. El tratamiento con corticosteroides sistémicos se definió como el tratamiento con corticosteroides orales, intravenosos o intramusculares durante al menos 3 días o una visita al servicio de urgencias con al menos una dosis intravenosa o intramuscular de corticosteroides. La adherencia a la medicación se calculó como el porcentaje de dosis prescritas tomadas cada semana [18].

Función pulmonar, medición de óxido nítrico exhalado fraccionado (FeNO) y biomarcadores séricos

Los sujetos completaron una prueba de función pulmonar y una medición de FeNO al inicio y después de 6 y 12 meses. Antes de la espirometría, la inflamación de las vías respiratorias se evaluó mediante la prueba FeNO utilizando un dispositivo NIOX Flex (Aerocrine, Solna, Suecia) de acuerdo con las pautas internacionales [19]. Los valores se expresan como partes por mil millones, con un rango normal de FeNO para adultos sanos definido como 5 a 25 ppb. Los datos de espirometría fueron obtenidos por terapeutas respiratorios capacitados utilizando un espirómetro portátil (MasterScreen PNEUMO, CareFusion, San Diego, CA, EE. UU.) [20]. Los niveles de citocinas en suero se analizaron utilizando Luminex xMap (Luminex, Austin, TX, EE. UU.) y un panel de 12 plex de citocinas disponible comercialmente (Bio-Rad, Hercules, CA, EE. UU.) de acuerdo con las pautas de los fabricantes y se midieron en un Bio-Plex. Plataforma 200 (Bio-Rad).

análisis estadístico

Analizamos los datos mediante pruebas pareadas que compararon el control del asma (exacerbación del asma, función pulmonar y FeNO), calidad de vida (puntuaciones de cuestionarios estandarizados) y niveles de biomarcadores séricos al inicio y 12 meses después de la educación terapéutica inicial del paciente. Un estudiante emparejado t-test (o prueba no paramétrica de rangos con signo de Wilcoxon cuando fue necesario) se utilizó para comparar variables cuantitativas. El análisis estadístico se realizó en SPSS versión 24 (IBM SPSS, Armonk, NY, EE. UU.), y pags< 0,05 se consideró significativo.

Resultados

Población

Se incluyeron en el estudio un total de 40 sujetos con asma grave no controlada (25 mujeres y 15 hombres). La edad media fue de 50,3 años (desviación estándar: 11,3)….

Truncado en 12000 caracteresTraducido automáticamente
Publicación Original

¿Quieres recibir semanalmente y gratuitamente todos los contenidos de Fisio One?

Artículos relacionados