Asociaciones de la actividad física con el asma infantil, un estudio de población basado en la encuesta de comportamiento de salud en niños en edad escolar de la OMS

Resumen

Antecedentes

El asma en la población pediátrica es uno de los mayores problemas de salud pública. En este estudio de niños y adolescentes, planteamos la hipótesis de que los niveles bajos de actividad física (AF) mostrarían asociaciones con el asma que varían según el resultado del asma. El objetivo fue evaluar si la AP estaba asociada con alguna vez asma y/o asma actual.

Métodos

Los análisis se basaron en 4824 escolares daneses de 11 a 15 años (48,7 % niños) que participaron en la encuesta HBSC. Las variables de estudio fueron (1) asma diagnosticada por un médico (alguna vez asma) y (2) asma diagnosticada por un médico más sibilancias y/o consulta médica u hospitalaria por sibilancias (asma actual). Las asociaciones con AF por género se analizaron con regresión logística multivariante utilizando el método de “variance covariance (vce) cluster”.

Resultados

La prevalencia de alguna vez asma fue del 14,3% (niños) y del 12,8% (niñas), y la de asma actual fue del 6,8% (niños) y del 7,0% (niñas). chicos con asma actual mostró diferencias importantes en la AF baja y alta. Encontramos asociaciones inversas entre baja AF y alguna vez asmarazón de probabilidades [95% confidence interval] masculino: .55 [.30; .99] y mujer: .47 [.24; .93]y asma actual, masculino: .27 [.12; .60] (P tendencia lineal= .007) y femenino: .32 [.11; .94].

Conclusiones

Los niveles de actividad más bajos mostraron asociaciones inversas significativas con el asma, independientemente de la definición. Para los niños, cuanto más estricto (asma actual ) de las dos definiciones de asma pediátrica revelaron una tendencia significativa con la AF, y la dirección de las asociaciones cambió a positiva a medida que aumentaba la AF semanal.

Antecedentes

El asma en la población pediátrica es un grave problema de salud pública en todo el mundo [1]. Las asociaciones entre el asma y la actividad física (AF) pueden ser importantes para la prevención y el control de enfermedades [2, 3]pero los informes sobre los mecanismos detrás de esta relación son escasos[[4]. El asma es una de las enfermedades de las vías respiratorias inferiores más comunes en los niños [5]y su creciente carga de enfermedades crónicas y agudas ha causado considerable angustia entre las autoridades sanitarias nacionales [6]. De manera similar, las personas en la mayoría de los países realizan niveles históricamente bajos de actividad física [7]y el 80% no cumple con las guías internacionales vigentes para AF [8]. Se ha propuesto la baja actividad física en los niños como una explicación de la llamada “epidemia de asma”. [9].

La gravedad del asma pediátrica depende del conocimiento de la condición de la enfermedad en la población. El diagnóstico de asma a menudo lo realiza un médico de acuerdo con el historial médico y los síntomas clínicos. [9]. Sin embargo, los fuertes aumentos de la morbilidad y la mortalidad no se han explicado por alteraciones en las prácticas diagnósticas. [10]. Dependiendo de los métodos de medición utilizados, la gravedad del asma puede influir en la aptitud cardiorrespiratoria (CRF) [11]. En otros estudios pediátricos, un diagnóstico de asma cuestionable, es decir, con baja sensibilidad, no ha revelado asociaciones entre la gravedad del asma y el consumo máximo de oxígeno. [12]. Dadas las variaciones mundiales en la aparición de asma infantil [6], a menudo no está claro qué diagnóstico de asma aplicar cuando se analizan los datos de la población infantil. En los estudios de observación, los datos se recopilan con frecuencia mediante métodos autoinformados y rara vez incluyen exámenes clínicos.

Algunos estudios han descrito asociaciones de asma en niños con baja AF [13, 14] o CRF bajo [15]. Se ha sugerido que la PA modifica el CRF en niños asmáticos y sanos [16, 17]; sin embargo, el asma en niños comprende una variedad de fenotipos de síntomas [18]y las prevenciones efectivas dependen de determinar la etiología precisa.

Presumimos que los niveles bajos de AF en niños de 11 a 15 años mostrarían asociaciones con el asma infantil que varían según el resultado del asma. Por lo tanto, el objetivo fue evaluar si la AF estaba asociada con el asma cuando se definió como alguna vez asma y/o asma actual durante la infancia y la adolescencia.

Métodos

Estudio de población y tasas de participación

Utilizamos datos daneses que formaban parte de la encuesta internacional de Comportamiento de salud en niños en edad escolar (HBSC) coordinada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). [19]; la diseño fue transversal [20]. El HBSC tuvo como objetivo aumentar la comprensión del estilo de vida de los adolescentes y sus asociaciones con comportamientos saludables. [21]. El estudio utilizó encuestas repetidas en varios países realizadas cada cuatro años, principalmente en Europa. En Dinamarca, se realizó una encuesta seis veces entre 1984 y 2002. El protocolo HBSC se estandarizó (muestreo, recopilación de datos, compilación) y utilizó cuestionarios HBSC anónimos y autocompletados administrados en las escuelas. [22]. La PA y el asma se midieron por primera vez en 1985 y 2002, respectivamente. [21, 23].

Los datos actuales se recopilaron entre febrero y abril de 2002 e incluyeron a todos los estudiantes de quinto, séptimo y noveno grado en base a una muestra aleatoria de escuelas danesas (la edad media en años: 11,6, 13,6 y 15,6, respectivamente). La encuesta de 2002 abarcó 68 escuelas con 5400 estudiantes en 297 clases. De estos, 4981 estudiantes (92,2%) estuvieron presentes el día de la recolección de datos, y 4824 estudiantes (96,8% de los estudiantes presentes) devolvieron un cuestionario completo.

falta de respuesta

Hubo dos fuentes de falta de respuesta: i) escuelas, clases e individuos que se negaron a participar y ii) ausencia el día de la recolección de datos. No se realizó seguimiento a los estudiantes ausentes. De las 79 escuelas elegibles, once (13,9%) autoridades escolares rechazaron participar. La parte danesa de la encuesta excluyó 31 (0,64 %) cuestionarios debido a la falta de información sobre género o respuestas inapropiadas.

Mediciones

Resultado: Basado en una variable de asma validada [23]establecimos dos definiciones binarias de asma: alguna vez asma, definida por una respuesta positiva a la pregunta “¿Alguna vez el médico le ha dicho que tiene asma?”, y asma actual, definida por una respuesta positiva a la pregunta “¿Alguna vez le ha dicho el médico que tiene asma?” más una respuesta positiva a “En los últimos 12 meses, ¿ha tenido episodios de sibilancias?” o “¿En los últimos 12 meses, ha tenido una consulta por sibilancias por un médico o en un hospital?”

La exposición fue PA, que se registró como respuestas a lo siguiente: “Fuera del horario escolar, ¿cuántas horas a la semana participa en deportes o ejercicios que lo dejan sin aliento o sudoroso?” Hubo seis opciones de respuesta reportadas en horas (h) por semana (semana) de la siguiente manera: “0”, “.5”, “1”, “2–3”, “4–6”, “> = 7”. La pregunta PA en la encuesta HBSC [21] se adhirió a un estándar validado basado en escolares australianos [24]. Se evaluaron las siguientes covariables: grado (quinto, séptimo, noveno), salud autoevaluada (mala, buena, excelente), índice de masa corporal (IMC) (13–15, 16–18, 19–21, > 21, definido como peso corporal informado en kilogramos (kg) dividido por la altura informada en metros (m) al cuadrado (kg•m− 2)) y menarquia (sí/no).

métodos de estadística

Se calcularon frecuencias (%) y medias (±2DE). Para la evaluación estadística se aplicó la prueba de homogeneidad Chi-cuadrado (χ de Pearson2). Se evaluó el coeficiente de correlación de Spearman (rho) para expresar las correlaciones entre el asma diagnosticado por un médico y las variables de los síntomas del asma utilizadas para definir los resultados del asma en los niños investigados.

Los análisis univariados produjeron odds ratios (OR) brutos e intervalos de confianza (IC) del 95 % y ayudaron a identificar posibles variables de confusión (archivo adicional 1). A priori, seleccionamos posibles variables de confusión utilizando variables influyentes conocidas y evidencia de nuestros análisis univariados. Aplicamos el siguiente criterio para que una variable pudiera confundir una asociación dada: La variable (o grupos de variables) demostraron asociaciones con la exposición, el resultado o ambos. [25]. Además, las pruebas de estratificación y razón de verosimilitud de Mantel-Haenszel confirmaron que el IMC influyó sustancialmente en las asociaciones en estudio. Las pruebas formales de modificación del efecto por la salud autoevaluada no proporcionaron ninguna respuesta en estos datos (PAGS para interacción, masculino = 0.2004, femenino = 0.3912). Por lo tanto, las covariables ajustadas fueron las siguientes: grado y salud autoevaluada (ambos sexos), IMC (niños) (siempre asma solamente) y menarquia (niñas). Consideramos nuestros modelos analíticos a lo largo de estas líneas y los construimos en consecuencia.

Todos los análisis se realizaron por separado para machos y hembras. Para el resultado, se utilizaron dos definiciones diferentes de asma infantil. los resultados para alguna vez asma y asma actual se presentan en este trabajo.

En los modelos de regresión logística multivariante, utilizamos el método de “conglomerado de covarianza de varianza (vce)”, que calculó errores estándar robustos utilizando las escuelas como conglomerados. Este enfoque permitió observaciones correlacionadas, por ejemplo, efectos potenciales de conglomerados inducidos por el método de muestreo HBSC. Por lo tanto, estimamos las asociaciones, es decir, OR (IC del 95 %), para el asma infantil y la exposición a PA. PA alta (7+ horas por semana) sirvió como referencia, y estimamos la probabilidad de tendencia lineal. La selección del grupo de referencia se basó en terciles de nuestra variable exposición, y adoptamos el criterio de que más del 50% de los expuestos deben estar en este grupo [26]. Utilizamos STATA™ (v.12.1) (Stata Corp, College Station, TX, EE. UU.). Todas las pruebas de significancia fueron de dos colas y PAGS < 0,05 se consideró estadísticamente significativo, aunque la fuerza frente a la hipótesis nula se consideró superior al valor crítico establecido [27].

Resultados

Las características de los participantes del estudio se muestran en la Tabla 1. Participaron un total de 4824 escolares (48,7% niños). Mesa 1 muestra los síntomas de asma informados (sibilancias y consulta al médico/hospital por sibilancias) para hombres y mujeres. La prevalencia de alguna vez asma fue del 14,3% para los niños y del 12,8% para las niñas; la asma actual la prevalencia fue del 6,8% en niños y del 7,0% en niñas. Mesa 2 muestra las categorías de AF reportadas (de menor a mayor) distribuidas por género masculino y femenino y según alguna vez asma (Mesa 2) y asma actual (Mesa 3). chicos con asma actual exhibieron diferencias importantes en PA baja y alta. Detalles de las asociaciones univariadas para alguna vez asma y asma actualse presentan en archivo adicional 1. archivo adicional 2 presenta las correlaciones (rho de Spearman, r) para el asma diagnosticada por un médico y las variables de los síntomas del asma utilizadas para definir los resultados respectivos, es decir, alguna vez asma y asma actual. Mesa 4 y mesa 5 presentan las asociaciones crudas y ajustadas, OR e IC del 95%, para PA (0-7+ horas a la semana) y alguna vez asmay asma actual , respectivamente. Después de los ajustes, encontramos asociaciones inversas (es decir, posibles asociaciones protectoras) entre PA y asma utilizando ambas definiciones. Con alguna vez asmalas asociaciones inversas estuvieron presentes en los niños que reportaron cero horas de AF por semana y para las niñas que reportaron 0-1 h de AF por semana, con reducciones de riesgo del 45% y 53% en hombres y mujeres, respectivamente (Tabla 4). Para asma actual, Las asociaciones inversas estuvieron presentes para los niños que reportaron cero horas de AF por semana y para las niñas que reportaron .5 h de AF por semana, con reducciones de riesgo del 73% y 68% en hombres y mujeres, respectivamente (Tabla 5). Para asma actual hubo una tendencia significativa (PAGS = .007) en niños (Tabla 5), y las asociaciones cambiaron en una dirección positiva a medida que aumentaba la actividad física semanal. Hubo evidencia de una atenuación de los efectos para alguna vez (Mesa 4) y asma actual (Mesa 5) tanto en hombres como en mujeres después de ajustar por posibles factores de confusión.

Tabla 1 Características de todos los participantes del estudio (%) por género
Tabla 2 Distribución (%) de la AF semanal según alguna vez aasmapara los niños y niñas participantes
Tabla 3 Distribución (%) de la AF semanal según asma actualpara los niños y niñas participantes
Tabla 4 Asociaciones brutas y ajustadas para alguna vez asmaes decir, definición de asma [1] por actividad física categorizada (0-7+ horas por semana), razón de probabilidades…
Truncado en 12000 caracteresTraducido automáticamente
Publicación Original

¿Quieres recibir semanalmente y gratuitamente todos los contenidos de Fisio One?

Artículos relacionados

Heterogeneidad en la expresión de PD-L1 entre ganglios linfáticos primarios y metastásicos: un predictor de la respuesta a la terapia EGFR-TKI en el cáncer de pulmón de células no pequeñas

Heterogeneidad en la expresión de PD-L1 entre ganglios linfáticos primarios y metastásicos: un predictor de la respuesta a la terapia EGFR-TKI en el cáncer de pulmón de células no pequeñas

ResumenAntecedentesNo hay evidencia concluyente que sugiera que la expresión del ligando 1 de muerte celular programada (PD-L1) sea un posible predictor de la respuesta a la terapia con EGFR-TKI en el cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) avanzado con...