Riesgo de fragilidad y mortalidad en la EPOC: un estudio de cohorte que compara el fenotipo de fragilidad frito y la batería de rendimiento físico breve

Lisa jane brighton,1 claire m nolan,2,3 ruth e barker,2,4,5 Suhani Patel,2,4 Jessica Walsh,2 Oliver Polgar,2 Samantha SC Kon,2,4,6 wei gao,1 catalina j evans,1,7 Mateo Maddocks,1 William DC Hombre2,4,8,9

1Instituto Cicely Saunders de Cuidados Paliativos, Políticas y Rehabilitación, King’s College London, Londres, Reino Unido; 2Grupo de Investigación Respiratoria Harefield, Hospitales Royal Brompton y Harefield, Guy’s and St Thomas NHS Foundation Trust, Londres, Reino Unido; 3División de Fisioterapia, Facultad de Salud, Medicina y Ciencias de la Vida, Universidad Brunel de Londres, Londres, Reino Unido; 4Instituto Nacional del Corazón y los Pulmones, Imperial College, Londres, Reino Unido; 5Insight Innovation, Wessex Academic Health Science Network, Southampton, Reino Unido; 6Departamento de Medicina Respiratoria, The Hillingdon Hospital NHS Trust, Londres, Reino Unido; 7Hospital General de Brighton, Fideicomiso de la Fundación del NHS de la Comunidad de Sussex, Brighton, Reino Unido; 8Unidad de Rehabilitación Pulmonar Harefield, Guy’s and St Thomas NHS Foundation Trust, Londres, Reino Unido; 9Facultad de Ciencias de la Vida y Medicina, King’s College London, Londres, Reino Unido

Correspondencia: Lisa Jane Brighton, Instituto Cicely Saunders, Bessemer Road, Denmark Hill, Londres, SE5 9PJ, Reino Unido, Tel +44 020 7848 5041, Correo electrónico [email protected]

Fondo: Se considera importante identificar la fragilidad en personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), aunque se desconocen las características comparativas de las medidas de fragilidad más utilizadas en la EPOC. Este estudio tuvo como objetivo comparar cómo el Fenotipo de fragilidad de Fried (FFP) y la Batería de rendimiento físico breve (SPPB) caracterizan la fragilidad en personas con EPOC estable, incluida la prevalencia y la superposición en la identificación de las características de fragilidad, enfermedad y salud de aquellos identificados como viviendo con fragilidad. , y valor predictivo en relación con el tiempo de supervivencia.
Métodos: Estudio de cohortes de personas con EPOC estable que acuden a consultas externas. La concordancia entre las clasificaciones de fragilidad se describió utilizando el Kappa de Cohen. Las características de la enfermedad y la salud de los participantes frágiles versus no frágiles se compararon mediante las pruebas t-, Mann-Whitney U y Chi-Square. El valor predictivo de la mortalidad se examinó con una regresión de Cox multivariable.
Resultados: De 714 participantes, 421 (59 %) eran hombres, edad media 69,9 años (DE 9,7), tiempo medio de supervivencia 2270 días (IC del 95 % 2185–2355). Se identificaron proporciones similares como frágiles utilizando las medidas FFP (26,2%) y SPPB (23,7%); clasificaciones como frágiles o no frágiles coincidieron en 572 (80,1%) casos, mostrando un acuerdo moderado (Kappa = 0,469, SE = 0,038, p Conclusión: En la EPOC estable, tanto la FFP como la SPPB identifican proporciones similares de personas que viven con/sin fragilidad, la mayoría con clasificaciones coincidentes. Ambas medidas pueden identificar a las personas con problemas de salud multidimensionales y un mayor riesgo de mortalidad y proporcionar información adicional junto con las variables de pronóstico establecidas.

Palabras clave: enfermedad respiratoria, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, fragilidad, supervivencia

Introducción

Aproximadamente una de cada cinco personas con EPOC también vive con fragilidad.1 La fragilidad es un síndrome multidimensional, caracterizado por una disminución de la reserva y una disminución de la resistencia a los factores estresantes.2 Es relevante para todos los diagnósticos, incluida la multimorbilidad, y puede proporcionar una medida holística de la salud de una persona y el riesgo de resultados adversos. Las personas con EPOC y fragilidad experimentan una peor salud física y mental,3 mayor riesgo de readmisión4 y mortalidad,5 y tienen un mayor riesgo de no recibir tratamientos modificadores de la enfermedad3,6 en comparación con aquellos con EPOC sin fragilidad. La identificación de la fragilidad en la investigación y la práctica respiratoria ha sido reconocida como importante por el público y las partes interesadas profesionales.7

Se han utilizado varias medidas para identificar la fragilidad en personas con EPOC, y no existe un acuerdo universal sobre qué medida de fragilidad se debe utilizar.8 Si bien la evaluación geriátrica integral es el enfoque estándar para identificar este síndrome y dirigir la atención clínica adecuada,9 Las herramientas breves para aproximarse a la fragilidad son esenciales para identificar candidatos potenciales para apoyo adicional y medir la fragilidad como un resultado clínico o de investigación. El fenotipo de fragilidad frito (FFP) es una de las medidas de fragilidad mejor establecidas,8 que comprende cinco características: pérdida de peso involuntaria, agotamiento, baja actividad física, lentitud y debilidad.10 La Batería Corta de Rendimiento Físico (SPPB)11 incorpora pruebas de equilibrio estático, velocidad de marcha de cuatro metros (4MGS) y la prueba de cinco sentarse para ponerse de pie, y recientemente ha sido recomendado por la Agencia Europea de Medicamentos para la caracterización de referencia de la fragilidad física en personas de 65 años o más inscritas en ensayos clínicos . Ambas medidas responden al cambio después de la rehabilitación pulmonar.3,12 y predictivo de eventos adversos,13,14 incluida la mortalidad.14 Mediante el uso de la FFP, se encontró que las personas con EPOC y fragilidad tienen un mayor riesgo de mortalidad en comparación con las personas con EPOC sin fragilidad (HR ajustado 1,4; IC del 95 %: 0,97 a 2,0);15 y en comparación con personas sin EPOC ni fragilidad (HR ajustado 2,7, IC del 95 % 1,07–6,94).dieciséis Mientras que las puntuaciones SPPB predicen la mortalidad en la EPOC,14 esto no ha sido explorado con puntajes SPPB dicotomizados por umbrales para frágil versus no frágil.

Aunque las medidas FFP y SPPB se han utilizado para identificar a las personas que viven con fragilidad, se sabe poco sobre las características comparativas de estas medidas cuando se utilizan con personas con EPOC. Un estudio con 395 candidatos a trasplante de pulmón midió la fragilidad usando ambas medidas para evaluar su construcción y validez predictiva.6 A pesar de que más personas se clasificaron como frágiles usando FFP versus SPPB (28 % frente a 10 %), ambas medidas se asociaron con características y resultados iniciales fisiológicos y funcionales. Sin embargo, solo el 30% de los participantes tenían EPOC, y este estudio no exploró las asociaciones entre las medidas de fragilidad y dominios más amplios de la salud (p. ej., psicológica, calidad de vida). Además, el modelo multivariante no controló ningún índice de pronóstico ampliamente utilizado y validado (p. ej., Edad, Disnea, Obstrucción, [ADO] o Índice de masa corporal, Obstrucción, Disnea, Rendimiento del ejercicio [BODE]).17

La forma en que FFP y SPPB identifican a las personas que viven con fragilidad y sus diferentes propiedades predictivas pueden tener implicaciones importantes para su uso e interpretación. Sin embargo, estas medidas no se han comparado directamente en personas que viven con EPOC. Las diferencias en las definiciones de fragilidad seleccionadas pueden modificar la población objetivo y la respuesta de intervención y/o informar cómo se sintetiza la evidencia relacionada con la fragilidad. Para respaldar la toma de decisiones basada en datos en la práctica clínica y la investigación, este estudio tuvo como objetivo comparar las medidas de fragilidad de FFP y SPPB en personas con EPOC estable. Los objetivos fueron (a) describir la prevalencia y la superposición en la identificación de la fragilidad usando las dos medidas; (b) comparar las características de enfermedad y salud en aquellos identificados como que viven con fragilidad utilizando las dos medidas, y (c) comparar el valor predictivo de las dos medidas de fragilidad en relación con el tiempo de supervivencia.

Métodos

Diseño

Estudio de cohortes.

Configuración

Municipio de Hillingdon, noroeste de Londres, Reino Unido.

Participantes

Los participantes fueron identificados y reclutados consecutivamente de clínicas comunitarias de evaluación de rehabilitación respiratoria y pulmonar, entre noviembre de 2011 y enero de 2015. Los participantes elegibles incluyeron personas de 35 años o más con un diagnóstico médico de EPOC (de acuerdo con los criterios GOLD18), y apropiado para derivación a rehabilitación pulmonar de acuerdo con la Guía de la Sociedad Torácica Británica: capaz de caminar al menos cinco metros, experimentando deterioro funcional debido a la dificultad para respirar y sin rehabilitación pulmonar supervisada previa en los 12 meses anteriores. Las exclusiones incluyeron la exacerbación de su EPOC en las últimas cuatro semanas que requirió un cambio en la medicación, o si el ejercicio de intensidad moderada se consideró inseguro (p. ej., debido a una afección cardíaca inestable). Los datos de esta cohorte de investigación en curso se han publicado anteriormente.3,19 El estudio actual incluye aquellos con datos completos para ambas medidas de fragilidad. Cuando se evaluó a las personas para la rehabilitación pulmonar más de una vez durante el período de estudio, solo se incluyó su primera evaluación.

Medidas de fragilidad

Comparamos el FFP y el SPPB, recopilados en las evaluaciones de referencia.

Las cinco características de la FFP se evaluaron, respectivamente, utilizando el historial de pérdida de peso no intencional de autoinforme, dos preguntas de autoinforme sobre el agotamiento del cuestionario del Centro de Estudios Epidemiológicos sobre la Depresión (CES-D), la actividad física autoinformada del Minnesota modificado Cuestionario de actividad física de tiempo libre, dinamometría manual (debilidad) y 4MGS (lentitud). El 4MGS se completó utilizando procesos validados en EPOC20 en un recorrido llano y sin obstrucciones, después de una demostración del evaluador. Los participantes pudieron usar sus ayudas habituales para caminar, si corresponde, y se usó el más rápido de dos intentos completados secuencialmente sin descanso. La presencia o ausencia de cada característica de FFP se evaluó y calificó con base en criterios estandarizados, descritos en detalle anteriormente.3 Se consideró que las personas que cumplían con tres o más criterios vivían con fragilidad;10 se consideró que aquellos que cumplían con los criterios 1-2 (prefrágil) o 0 (robusto) no vivían con fragilidad.

Para la SPPB,11,21 se evaluó el rendimiento en equilibrio estático, 4MGS y cinco pruebas de bipedestación siguiendo un protocolo estandarizado del Instituto Nacional del Envejecimiento, y se puntuaron de 0 a 4. El componente de bipedestación siguió procesos validados en EPOC,22 incluyendo el uso de una silla sin brazos con respaldo recto y una altura del piso al asiento de 48 cm. Los participantes comenzaron con un stand and sit inicial: aquellos que completaron esto completaron con éxito los cinco sit-to-stands, mientras que la prueba terminó para aquellos que no pudieron completar esta maniobra inicial. Cada componente SPPB contribuye a una puntuación total de 0 a 12, donde las puntuaciones más altas indican solidez. Se consideró que las personas con una puntuación ≤7 vivían con fragilidad,21 de acuerdo con las directrices de la Agencia Europea de Medicamentos. Como no hay consenso sobre los puntos de corte óptimos cuando se usa el SPPB, también realizamos análisis de sensibilidad usando valores de corte alternativos de ≤823 y ≤9.24

Análisis

Prevalencia y superposición en la identificación de la fragilidad

La prevalencia de participantes identificados como que vivían con fragilidad usando cada medida se describió como porcentajes y el acuerdo se describió usando el Kappa de Cohen. La concordancia se clasificó: ligera ≤0,20, regular 0,21–0,40, moderada 0,41–0,60, sustancial 0,61–0,80, casi perfecta 0,81–1,00.25 La superposición en la categorización de la fragilidad entre las dos medidas se ilustró mediante un diagrama de Venn. El análisis post-hoc exploró áreas de convergencia y divergencia entre las medidas mediante la tabulación y el examen de las correlaciones entre elementos.

Comparación de las características de la población

Las siguientes características (escala, rangos si corresponde) de la evaluación inicial de los participantes se describieron para aquellos identificados como viviendo con o sin fragilidad por cada medida: edad (años); volumen espiratorio forzado en un segundo por ciento previsto (FEV1% predicho); disnea (Consejo de Investigación Médica [MRC] disnea, 1–5); Edad Disnea Obstrucción (ADO) Índice (0-14); Índice de Masa Corporal (IMC); comorbilidades (índice de comorbilidad de Charlson ajustado por edad); capacidad de ejercicio (Prueba de caminata de traslado incremental) [ISWT] distancia en metros); síntomas de ansiedad (Escala de Ansiedad y Depresión Hospitalaria) [HADS], 0–21); síntomas de depresión (HADS, 0-21); calidad de vida relacionada con la salud (Cuestionario Respiratorio Crónico Disnea [5–35]Emoción [7–49]Fatiga [4–28] y Maestría [4–28] dominios); e independencia en las actividades básicas de la vida diaria (cuestionario de Katz, puntuaciones 1-6 dicotomizadas cierta dependencia [scores 1–5] e independiente [score 6]). Se recogieron cuestionarios y medidas físicas durante su valoración en consulta externa. Información adicional sobre estas medidas…

Truncado en 12000 caracteresTraducido automáticamente
Publicación Original

¿Quieres recibir semanalmente y gratuitamente todos los contenidos de Fisio One?

Artículos relacionados

La microbiota del esputo altamente diversa se correlaciona con la gravedad de la enfermedad en pacientes con neumonía adquirida en la comunidad: un estudio de cohorte longitudinal

La microbiota del esputo altamente diversa se correlaciona con la gravedad de la enfermedad en pacientes con neumonía adquirida en la comunidad: un estudio de cohorte longitudinal

ResumenAntecedentesLa neumonía adquirida en la comunidad (NAC) es una enfermedad común y grave que puede ser causada por una variedad de patógenos. Sin embargo, aún se desconoce mucho sobre cómo estos patógenos interactúan con los comensales de las vías respiratorias...