Recuperación de la lesión del tendón de Aquiles: ¡todo lo que necesita conocer!

En este artículo del blog, exploraremos la recuperación de la lesión del tendón de Aquiles y descubrirá toda la información necesaria, desde el diagnóstico hasta la terapia.

De Vos et al (2021) ha compartido una nueva guía sobre el manejo interdisciplinario de las lesiones en el tendón de Aquiles. Para conocer los principales puntos de interés del documento sobre fisioterapia, continúe leyendo.

¿Prefiere escuchar o mirar en lugar de leer? ¡Mire este video resumen sobre el tema!

Factores de riesgo y prevención inicial.

Recomendaciones holandesas interdisciplinarias sobre la lesión del tendón de Aquiles

Es fundamental informar a las personas con historial de lesiones en los tendones de las extremidades inferiores que tengan la intención de aumentar su carga de entrenamiento acerca del riesgo de lesiones en el tendón de Aquiles.

  • Progresión gradual del entrenamiento (variación en tipo, frecuencia, intensidad, y duración)
  • Ejercicios específicos para fortalecer los músculos de la pantorrilla antes de la temporada
  • Vestir adecuadamente en climas fríos
  • Evitar el uso de antibióticos de tipo fluoroquinolonas si hay otras alternativas disponibles.

Diagnóstico

Ubicación media identificada según los siguientes síntomas:

  • Molestias de 2-7 cm por encima de la inserción.
  • Dolor al cargar peso
  • Incremento en el grosor local del área media del tendón (posiblemente ausente en casos de síntomas recientes)
  • Sensibilidad al palpitar

Insercional definiendo por los siguientes síntomas:

  • Molestias dentro de los 2 cm por encima de la inserción.
  • Dolor al cargar peso
  • Aumento en el grosor local del área media del tendón (posiblemente ausente en casos de síntomas recientes)
  • Sensibilidad al palpitar

Considerar la realización de imágenes diagnósticas si los síntomas no coinciden con los cuatro criterios, en casos de evolución inesperada de los síntomas, o si se contempla la cirugía.

Las opciones de imagen incluyen:

  • Resonancia magnética del tobillo
  • Ecografía del tendón
  • Radiografía del calcáneo

Recuerden esta afirmación:

Captura de pantalla 2021 07 26 al 13.06.33

Terapia

Se recomienda evaluar la progresión o retroceso del tratamiento mediante el cuestionario VISA-A. Informe a su paciente que No se esperan mejoras significativas o son limitadas a corto plazo.

Elementos del tratamiento:

  • Brindar información sobre la afección y el pronóstico.
  • Abordar factores psicológicos involucrados
  • Indicar pausas temporales o modificar las actividades que causan dolor
  • Incrementar gradualmente la actividad física
  • Usar una escala de dolor para monitorear las actividades y ajustarlas según sea necesario
  • Realizar un régimen de fortalecimiento de la pantorrilla durante al menos 12 semanas
  • Adaptar la forma de ejercitar según cada individuo (comenzar en superficies planas si hay molestias en la inserción)

Si estos elementos centrales no proporcionan alivio adecuado, se podría considerar lo siguiente:

  • Terapia de ondas de choque extracorpóreas (ESWT)
  • Otras terapias pasivas: férulas nocturnas, plantillas, suplementos de colágeno, ultrasonido, masajes friccionales, terapia con láser, fototerapia, inyecciones, acupuntura.

Precaución con las inyecciones de AINE y los corticosteroides.

Los especialistas proponen este diagrama de progresión del ejercicio:

Captura de pantalla 26 07 2021 al 17.13.02Captura de pantalla 26 07 2021 al 17.13.02
de Vos. et al (2021), BJSM

La cirugía del tendón de Aquiles solo se contempla después de al menos 6 meses sin mejoría con el tratamiento activo.

Pronóstico

El 85 por ciento de los atletas regresan a sus deportes; se desconoce el rendimiento en la vuelta.

Asegúrese de comunicar al paciente que no es posible predecir el pronóstico a largo plazo ya que estos factores aún no están claros.

Reincidencia

Es esencial dedicar el tiempo adecuado (meses) a actividades activas antes de reintegrarse por completo al deporte. Un regreso rápido a la actividad (días) está asociado con un mayor riesgo de reincidencia. Es fundamental aumentar gradualmente, incluso después de la recuperación tras períodos de relativa inactividad. Considere continuar con la terapia de ejercicios para la pantorrilla incluso después de recuperarse por completo.

Referencia

Artículo disponible gratuitamente en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34187784/

Truncado en 10000 caracteresTraducido automáticamente
Publicación Original

¿Quieres recibir semanalmente y gratuitamente todos los contenidos de Fisio One?

Artículos relacionados

Curación en el dedo lesionado

Curación en el dedo lesionado

Haga clic en configurar los subtítulos en español. Demostrada por el fisioterapeuta Neal Reynolds, se presenta una técnica de curación para los dedos que ayuda a ofrecer soporte y protección a la articulación del dedo en caso de que este se haya torcido hacia atrás....