Células T de memoria central y efectora en sangre periférica de pacientes con neumonía intersticial: pistas preliminares de un estudio de COVID-19

Resumen

Fondo

La reactividad inmune de células T preexistente del SARS-CoV-2 puede estar presente en algunas personas. Se ha descrito una perturbación general de los principales subconjuntos de linfocitos periféricos en pacientes graves con COVID-19, pero muy pocos estudios evaluaron la homeostasis general de las células T de memoria en la fase aguda de COVID-19. Aquí, realizamos un análisis general de las principales poblaciones de células T de memoria en la sangre periférica de pacientes ingresados ​​en el hospital con un diagnóstico confirmado o probable de COVID-19.

Métodos

En este estudio transversal, se reclutaron pacientes adultos (≥ 18 años) que requerían ingreso hospitalario por enfermedad respiratoria por COVID-19 confirmado o probable, antes de iniciar el protocolo terapéutico para esta enfermedad. Además de la evaluación de las subpoblaciones generales de linfocitos en la fase temprana de COVID-19, las células T de memoria central (Tmcentro células T: CD45RO+CCR7+) y células T efectoras de memoria (Tmefecto células: CD45RO+CCR7-) se evaluaron mediante citometría de flujo multicolor, en comparación con un grupo de control.

Resultados

Durante el período de estudio, se reclutaron 148 participantes del estudio. Entre ellos, 58 pacientes resultaron positivos para SARS-CoV-2 PCR (incluidos ambos pacientes con neumonía intersticial [PCR+Pn+] y sin esta complicación [PCR+Pn−]), mientras que los 90 pacientes restantes resultaron ser SARS-CoV-2 PCR negativos, a pesar de que todos estaban afectados con neumonía intersticial [PCR−Pn+]. Además, se reclutaron 28 pacientes de control sin ninguna enfermedad respiratoria en curso. Un claro desequilibrio en el compartimento de la memoria T surgió de este análisis en el grupo completo de células T (células CD3+), mostrando un aumento significativo en Tmcentro células y, por el contrario, una disminución significativa de la Tmefecto células en ambos grupos de neumonía (PCR+Pn+ y PCR-Pn+) en comparación con los controles; El grupo PCR+Pn− mostró tendencias comprendidas entre los pacientes con neumonía (de un lado) y el grupo control (del otro lado). Esta perturbación dentro del compartimento de células T de memoria también se observó en el análisis individual de las cuatro subpoblaciones principales de células T, en función de la expresión diferencial de los marcadores CD4 y/o CD8.

Conclusión

En general, observamos aumentos absolutos y relativos de Tmcentro células y disminución de Tmefecto células en pacientes afectados con neumonía intersticial (independientemente de los resultados positivos o negativos de la PCR de SARS-CoV-2), en comparación con los controles. Estos resultados necesitan la confirmación de investigaciones adicionales para considerar este hallazgo como un posible marcador biológico de afectación pulmonar intersticial en pacientes afectados por infecciones respiratorias virales.

Introducción

Desde la primera descripción del SARS-CoV-2 en diciembre de 2019 y la declaración de pandemia de COVID-19 en marzo de 2020, se han registrado > 500 millones de casos confirmados y > 6 millones de muertes relacionadas en todo el mundo [1].

El impacto clínico de la infección por SARS-CoV-2 puede ser extremadamente variable, desde una condición asintomática (o síntomas leves de las vías respiratorias superiores) hasta un curso clínico rápidamente progresivo caracterizado por el desarrollo de neumonía intersticial, que puede conducir a insuficiencia respiratoria y síntomas respiratorios agudos. síndrome de angustia (SDRA) [2, 3].

Además del COVID-19, la neumonía intersticial aguda puede estar asociada con varios virus respiratorios (incluidos influenza, parainfluenza, adenovirus y otros) y algunas infecciones bacterianas (como micoplasma pneumoniae, Chlamydophila pneumoniae, Legionella pneumophila) [3]. Sin embargo, el SARS-CoV-2 con mayor frecuencia (que otros agentes etiológicos) conduce a formas clínicas graves en pacientes con factores de riesgo, como edad avanzada, obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes, inmunosupresión, entre otros. [3, 4].

Múltiples componentes innatos y adaptativos del sistema inmunológico están involucrados en la respuesta inmunológica al SARS-CoV-2. Aunque el rápido curso clínico observado en COVID-19 podría indicar que el control de la infección en pacientes asintomáticos o levemente afectados puede deberse a una respuesta inmunitaria innata antiviral eficaz, el papel del sistema inmunitario adaptativo y, en detalle, las células T El compartimento también es relevante desde las primeras fases de la infección por SARS-CoV-2 [5, 6]. De hecho, se ha descrito una perturbación general de los principales subconjuntos de linfocitos periféricos en pacientes graves con COVID-19, que puede tener un mayor impacto y/o estar asociada con la expresión clínica de la infección por SARS-CoV-2 en diferentes pacientes. [6, 7]. Existe evidencia de que la reactividad inmune de células T preexistente del SARS-CoV-2 puede estar presente hasta cierto punto en algunas personas (probablemente debido a la exposición previa a otros coronavirus), y varios estudios investigaron la existencia y la dinámica de la T específica de antígeno. células contra el SARS-CoV-2 (especialmente en pacientes convalecientes de COVID-19 y/o de larga duración) [8, 9]. Sin embargo, muy pocos estudios evaluaron la homeostasis general de las células T de memoria en la fase aguda de la COVID-19.

En este estudio preliminar, realizamos un análisis general de las principales poblaciones de células T de memoria (en detalle, células T de memoria centrales y efectoras) en sangre periférica de pacientes ingresados ​​en el hospital con diagnóstico confirmado o probable de COVID-19.

materiales y métodos

Diseño del estudio y pacientes

En este estudio transversal, se reclutaron pacientes adultos (edad ≥ 18 años) que necesitaron atención médica e ingreso hospitalario por enfermedad respiratoria debido a COVID-19 confirmado o probable. Estos pacientes fueron admitidos en el Departamento de Enfermedades Infecciosas (Unidades de Cuidados Subintensivos e Intensivos) del Centro de Enfermedades Infecciosas de la Ciudad (CIDC) de Nur-Sultan (Kazajstán) en el período de estudio del 14 de febrero al 15 de junio de 2022.

Además, se reclutaron como grupo de control pacientes adultos ingresados ​​en los Departamentos de Cardiología, Trastornos Arrítmicos y Cirugía Cardíaca del Centro Nacional de Investigación de Cirugía Cardiaca (NRCCS), Nur-Sultan (Kazajstán): todos estos pacientes fueron hospitalizados para una evaluación cardiológica de rutina. ; dieron negativo para RT-SARS-CoV-2 PCR y no tenían ninguna enfermedad respiratoria aguda y en curso.

Todos estos pacientes dieron su consentimiento para donar una pequeña cantidad de sangre (3–4 ml) para análisis adicionales de citometría de flujo de linfocitos, con el fin de ser reclutados para esta investigación. Todos los pacientes recibieron la prueba SARS-CoV-2 RT-PCR antes o en el momento del ingreso hospitalario. Si bien estos pacientes se sometieron a la prueba SARS-CoV-2 RT-PCR (en adelante, PCR) en diferentes laboratorios, todas las pruebas se realizaron con kits de diagnóstico certificados y laboratorios autorizados de acuerdo con las normas aprobadas por el Ministerio de Salud de la República de Kazajstán ( № KR DSM-114 del 12 de noviembre de 2021).

Se establecieron los siguientes criterios de exclusión: falta de consentimiento informado para participar en este estudio; evidencia anamnésica y/o clínica de enfermedad pulmonar intersticial preexistente; presencia de comorbilidades específicas (trastornos oncológicos, trastornos hematológicos, infección por VIH, insuficiencia renal crónica con diálisis, cualquier enfermedad tratada previamente con terapia biológica o inmunosupresora; tratamiento previo con inmunoglobulina intravenosa o derivados del plasma); el embarazo.

Los pacientes confirmados de COVID-19 fueron diagnosticados de acuerdo con las definiciones de casos de COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud y, en consecuencia, todos estos pacientes resultaron ser SARS-CoV-2 PCR positivos. Los pacientes con enfermedad respiratoria y PCR SARS-CoV-2 negativa ingresaron al hospital como casos sospechosos o probables de COVID-19. Todos estos pacientes con enfermedad respiratoria fueron clasificados en cuanto a la gravedad de la COVID-19 según los criterios de la OMS [10, 11].

Declaración ética

El estudio se realizó de acuerdo con las directrices de la Declaración de Helsinki y fue aprobado por el Comité de Ética local del NRCCS (Protocolo n.º 01-91/2021 de fecha 22 de abril de 2021) de acuerdo con los principios éticos del State Standard for Good Práctica clínica, Normas para la realización de investigaciones biomédicas y requisitos para…

Truncado en 8000 caracteresTraducido automáticamente
Publicación Original

¿Quieres recibir semanalmente y gratuitamente todos los contenidos de Fisio One?

Artículos relacionados