Asociación entre los índices antropométricos y la atrofia del músculo esquelético en pacientes chinos con enfermedad pulmonar obstructiva crónica estable: un estudio transversal

yanxia han,1,* Zhenyun Wu,1,* qian zhao,1 bo jiang,2 Xiaolang Miao,2 Xiang Min Lu,2 hongying qian,1 meie niu1

1Departamento de Medicina Respiratoria, Primer Hospital Afiliado de la Universidad de Soochow, Suzhou, República Popular de China; 2Escuela de Enfermería, Universidad Soochow, Suzhou, República Popular China

*Estos autores contribuyeron igualmente a este trabajo

Correspondencia: Meie Niu, Department of Respiratory Medicine, The First Affiliated Hospital of Soochow University, 188th, Shizi Street, Suzhou, 215006, People’s Republic of China, Tel +86 13812671786, Correo electrónico [email protected]

Objetivo: Los índices antropométricos son simples indicadores del estado nutricional del paciente. Sin embargo, la asociación entre estos índices y la atrofia del músculo esquelético en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) estable no se ha investigado completamente. En este estudio, evaluamos esta asociación.
Pacientes y métodos: Reclutamos a 123 pacientes ambulatorios con EPOC estable de un hospital general en China de 2020 a 2021. Registramos sus características demográficas, incluida la edad, el sexo, el curso de la enfermedad, la puntuación de disnea, el índice de masa corporal (IMC), el volumen espiratorio forzado en 1 segundo ( VEF1), capacidad vital forzada (FVC), tabaquismo y clasificación de gravedad. Además, los índices antropométricos de los pacientes, incluidos el índice de masa libre de grasa (FFMI) y el índice de masa del músculo esquelético apendicular (ASMI), se midieron con un analizador de composición corporal y se tomaron medidas del pliegue cutáneo del tríceps (TSF), la circunferencia del brazo medio (MAC) y circunferencia de la pantorrilla (CC). Dibujamos y analizamos una curva característica operativa del receptor (ROC) para identificar el mejor valor de punto de intercepción para la evaluación de la atrofia del músculo esquelético.
Resultados: El TSF, MAC, CC, FFMI y ASMI de pacientes con EPOC fueron 1,08 ± 0,44 cm, 26,39 ± 2,92 cm, 34,5 ± 3,06 cm, 17,49 ± 1,86 kg/m2y 8,17 ± 0,90 kg/m2, respectivamente. Estos índices antropométricos tenían una correlación positiva significativa con la masa del músculo esquelético (valores de correlación, 0,481-0,820). CC se correlacionó fuertemente con FFMI y ASMI. La curva ROC mostró un valor de área bajo la curva (AUC) de 0,873 a 0,959.
Conclusión: Los índices antropométricos se correlacionaron con la masa muscular esquelética. CC mostró el mejor valor diagnóstico en pacientes con EPOC, lo que sugiere su eficacia como un método simple para evaluar la atrofia del músculo esquelético e identificar pacientes con una reducción notable de la masa muscular. Dichos pacientes requieren una intervención multidisciplinaria temprana.

Palabras clave: masa magra, masa músculo-esquelética, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, índice antropométrico, atrofia muscular

Introducción

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad pulmonar crónica caracterizada por una limitación progresiva del flujo de aire y síntomas respiratorios como empeoramiento de la disnea, tos crónica y expectoración.1 Además de los síntomas respiratorios, los pacientes con EPOC desarrollan atrofia del músculo esquelético, osteoporosis y cardiopatía pulmonar. La atrofia del músculo esquelético, también conocida como desgaste del músculo esquelético, provoca la pérdida de células musculares y la disminución de la masa muscular. La atrofia del músculo esquelético se asocia con inflamación, hipoxia crónica, reacción de estrés oxidativo (OS), síntesis de proteínas y/o desequilibrio de descomposición.

La fuerza y ​​la resistencia muscular son las principales manifestaciones fisiológicas de la función del músculo esquelético y sus funciones están estrechamente relacionadas con el volumen muscular y el tipo de fibra muscular. El tipo de fibra muscular alterada es la base de la disfunción del músculo esquelético. Los pacientes con EPOC tienen inflamación crónica de las vías respiratorias y la infiltración de factores inflamatorios induce un cambio en el tipo de fibra muscular, principalmente del tipo I al tipo II. Esto aumenta la proporción de fibras tipo II, que tienen principalmente metabolismo anaeróbico y son más propensas a la fatiga, afectando la función del músculo esquelético. El cambio del tipo de fibra muscular en el vasto lateral de los pacientes con EPOC se asocia con la gravedad de la enfermedad.2 También se encontró que la atrofia de las fibras musculares se agravó debido a la inflamación de las vías respiratorias, lo que aceleró la apoptosis en las células musculares.3,4 La prevalencia de atrofia del músculo esquelético en pacientes con EPOC es del 15 al 50%. La atrofia del músculo esquelético limita las actividades diarias,3 deteriora la calidad de vida y aumenta el riesgo de muerte. La rehabilitación pulmonar en la EPOC ha demostrado ser muy exitosa para mejorar la disfunción músculo-esquelética5,6 y calidad de vida. Por lo tanto, una evaluación del músculo esquelético y las intervenciones tempranas, como la rehabilitación pulmonar, son cruciales en el tratamiento de pacientes con EPOC.

Las técnicas de evaluación del músculo esquelético incluyen la absorciometría de rayos X de energía dual (DEXA), el análisis de impedancia bioeléctrica (BIA), la tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética nuclear (RMN). Los académicos informaron que la masa libre de grasa (FFM) y la masa del músculo esquelético apendicular (ASM) medidas por BIA miden efectivamente la masa del músculo esquelético y el estado nutricional,5 que están significativamente asociados con la función y la movilidad de los músculos respiratorios en pacientes con EPOC. Sin embargo, estas técnicas no se realizan ampliamente debido a ciertas limitaciones, como el alto costo del equipo y la complejidad de uso. Por lo tanto, se deben desarrollar técnicas simples para evaluar la atrofia del músculo esquelético.

Los índices antropométricos son indicadores simples del estado nutricional del paciente y se asocian con el desgaste proteico energético y el pronóstico en enfermedades crónicas. Estudios previos han demostrado que una masa muscular esquelética más baja puede predecir resultados adversos de la enfermedad.7–10 Sin embargo, los datos sobre la asociación entre estos índices y la masa muscular esquelética en la EPOC son insuficientes. En China, los estudios sobre índices antropométricos se han centrado principalmente en la evaluación nutricional y los trastornos metabólicos; las relaciones entre estos índices y la atrofia del músculo esquelético aún no se han explorado.

En consecuencia, el objetivo de este estudio fue investigar si los índices antropométricos estaban asociados con la atrofia del músculo esquelético en pacientes con EPOC estable. Presumimos que cuanto más altos son los valores de estos índices, menor es la masa muscular esquelética y que, por lo tanto, los índices podrían usarse como un método simple para evaluar la atrofia del músculo esquelético e identificar a los pacientes con una reducción notable de la masa muscular.

Materiales y métodos

Población de estudio

Este estudio incluyó pacientes con EPOC que visitaron la consulta externa del First Affiliated Hospital of Soochow University, Suzhou, China, entre septiembre de 2020 y septiembre de 2021. Se incluyeron pacientes si tenían > 40 años, tenían un diagnóstico de EPOC estable (evaluado por espirometría con un volumen espiratorio de fuerza post-broncodilatador en 1 segundo [FEV1] de menos del 70% de la capacidad vital forzada, según la definición de la Iniciativa Global para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica [GOLD]), no había experimentado exacerbaciones en los últimos 30 días y pudo completar los cuestionarios y pruebas relacionados. El estudio excluyó a pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva, arritmias, miocardiopatía, enfermedad reumática y trastornos neuromusculares, que podrían afectar los síntomas respiratorios o el rendimiento de la actividad física. Los pacientes fueron excluidos si tenían implantes metálicos como marcapasos o clavos de fijación. Se incluyeron un total de 123 pacientes. El protocolo del estudio fue aprobado por el Comité de Ética del Primer Hospital Afiliado de la Universidad de Soochow, y todos los pacientes dieron su consentimiento informado por escrito. Los protocolos de este estudio observacional se realizaron de acuerdo con los principios descritos en la Declaración de Helsinki de la Asociación Médica Mundial.

Mediciones

Se utilizó un BIA multifrecuencia (BCA-2A; Tsinghua Tongfang, Beijing, China) para medir la masa del músculo esquelético. Medimos FFM y ASM; sus índices correspondientes (ASMI, FFMI) se expresan como ASM/altura2 y FFM/altura2, respectivamente. Se utilizaron los siguientes valores de corte para identificar la atrofia del músculo esquelético: 7,0 kg/m2 y 16 kg/m2 para ASMI y FFMI en hombres, respectivamente; y 5,7 kg/m2 y 15 kg/m2 para ASMI y FFMI en mujeres, respectivamente. Se pidió a los pacientes que evitaran comer una comida 2 h antes de la prueba. Llevaron ropa ligera, se quitaron los zapatos y se pararon en una plataforma. Tomamos medidas mientras los participantes sostenían las empuñaduras hacia afuera y las mantenían abiertas en un ángulo de 15°. Las mediciones fueron tomadas por personal bien capacitado y completadas en 2 minutos.

TSF se midió utilizando un calibrador de pliegues cutáneos (YuanYan, Zhengjiang, China). El indicador en el disco se ajustó a la posición “0” en la escala del dial y se realizaron las correcciones pertinentes antes de su uso. Los pacientes se pararon en una postura relajada y natural con el brazo dominante completamente expuesto para la medición. El examinador localizó el acromion y el olécranon en la protuberancia ósea del codo y marcó el punto medio de estos dos puntos con un marcador. La piel en el punto medio se pellizcó y se levantó con el pulgar, el índice y el dedo medio izquierdos. Se utilizó el sebómetro abierto para sujetar a 1 cm del punto de pinzamiento y se soltó el mango del instrumento con el dedo derecho. Inmediatamente se anotó la posición del puntero para determinar el valor. Tomamos cada medida tres veces y registramos el valor promedio para el análisis de datos.

Se usó una regla métrica inelástica (Deli, Suzhou, China) para rodear los brazos alrededor del punto medio de la línea que conecta el acromion y el olécranon. Después de lograr la estanqueidad adecuada, medimos la circunferencia del brazo medio (MAC) tres veces y registramos el valor promedio para el análisis de datos. Los participantes se sentaron con la pernera del pantalón de la pierna dominante enrollada y se quitaron el zapato y el calcetín de ese pie, con las rodillas dobladas a 90°. Usamos la regla métrica inelástica para medir la parte más ancha de la pantorrilla. Cada medición se tomó tres veces y se utilizó la circunferencia media de la pantorrilla (CC) para el análisis de datos. Estimamos la circunferencia del músculo del brazo medio (MAMC) y el área del músculo del brazo medio (MAMA) utilizando MAC y TSF de acuerdo con las siguientes fórmulas:11

Análisis estadístico

Los datos se analizaron con SPSS versión 17.0 (IBM Corp., Armonk, NY, EE. UU.). Evaluamos la normalidad mediante la prueba de Kolmogorov-Smirnov. Se utilizó la media ± desviación estándar (DE) o la frecuencia y el porcentaje para describir los datos demográficos. Usamos muestras independientes t-pruebas y análisis unidireccional para análisis comparativo. Utilizamos el coeficiente de correlación de Pearson o Spearman para determinar las relaciones entre los índices antropométricos y la masa muscular esquelética. La significación estadística se fijó en PAGS <0,05. Además, realizamos un análisis de regresión lineal múltiple con FFMI y ASMI como variables dependientes que incluían todos los predictores independientes significativos. Se probó la colinealidad de las variables en el modelo final. Se construyeron curvas de características operativas del receptor (ROC) para determinar los valores de corte óptimos de los datos antropométricos para la atrofia del músculo esquelético en pacientes con EPOC. Utilizamos FFMI y ASMI como variables de clasificación. Los valores de corte para la atrofia del músculo esquelético fueron los siguientes: para hombres, 7,0 kg/m2 y 16 kg/m2 para ASMI y FFMI, respectivamente; para mujeres, 5,7 kg/m2 y 15 kg/m2 para ASMI y FFMI, respectivamente.12,13 Construimos la curva ROC y tomamos el valor máximo del índice de Youden (YI) como mejor punto de corte.

Resultados

Características de línea base

tabla 1 muestra las características demográficas de 123 pacientes. La edad promedio de los pacientes fue de 66,74 ± 7,32 años, y el 94,31% eran hombres. Los pacientes tenían un IMC medio de 22,49 ± 3,69 kg/m2índice de tabaquismo medio de 694,42 ± 5,91, FFM medio de 48,57 ± 6,79 kg, ASM medio de 22,70 ± 3,25 kg, FFMI medio de 17,49 ± 1,86 kg/m2y ASMI medio de 8,17 ± 0,90 kg/m2. La prevalencia de atrofia del músculo esquelético fue del 7,3%. El TSF, MAC, MAMC, MAMA y CC promedio fueron 1,08 ± 0,44 cm, 26,39 ± 2,92 cm, 23,01 ± 2,15 cm, 42,51 ± 7,98 cm2y 34,53 ± 3,06 cm, respectivamente.

tabla 1 Características de los pacientes (n = 123)

Niveles de masa esquelético-muscular según características basales

Clasificamos a los pacientes en diferentes grupos para evaluar la masa muscular esquelética según cada variable objetivo (Tabla 2). No hubo diferencias estadísticamente significativas…

Truncado en 12000 caracteresTraducido automáticamente
Publicación Original

¿Quieres recibir semanalmente y gratuitamente todos los contenidos de Fisio One?

Artículos relacionados